Organizadores de protestas en Brasil no se movilizarán más | América Latina | DW | 21.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Organizadores de protestas en Brasil no se movilizarán más

El Movimiento Pase Libre (MPL) informó que el objetivo principal de las manifestaciones ya estaba satisfecho. Cada vez más malestar ciudadano por la violencia.

El Movimiento Pase Libre (MPL) informó este viernes (21.06.2013) que no convocará ni participará más de las manifestaciones que sacuden a Brasil. El MPL organizó las primeras protestas, pero ahora considera que el objetivo principal está cumplido. “Ya conseguimos una victoria importante”, dijo Lucas Monteiro, vocero del grupo.

Si bien la mayoría de las movilizaciones han sido pacíficas, también hubo serios incidentes en las últimas marchas del jueves por la noche. Al joven de 18 años que murió atropellado en esa jornada, este viernes se sumó una mujer de 54 años que perdió la vida tras inhalar los gases lacrimógenos de la policía.

Ver el video 02:00
Now live
02:00 minutos

Violencia en las protestas

Monteiro reconoció que las protestas que ellos convocaron se convirtieron en una “revuelta popular mucho más amplia” que demandaba respuestas a temas que no tenían que ver con la idea original, como la lucha contra la corrupción, la crítica a los gastos excesivos de dinero público por el Mundial de 2014 y la Copa Confederaciones y la defensa de mejoras en la salud, vivienda y educación.

Otros grupos, en todo caso, informaron que seguirán adelante con las demostraciones de malestar.

Complicaciones y preocupaciones

Mientras, la reunión de emergencia que convocó la presidenta Dilma Rousseff para analizar, junto a su gabinete, la contingencia de los últimos días, terminó sin que las autoridades dieran declaraciones ni explicaran qué conclusiones habían obtenido. Se esperaba que en la reunión Rousseff fuera informada de las consecuencias que tienen las protestas hasta ahora.

La masividad de las marchas supone un peligro para la seguridad y podría poner en riesgo la realización de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Río de Janeiro entre el 23 y el 28 de julio. “Tenemos una serie de complicaciones y preocupaciones. Lo que está aconteciendo puede perjudicar la Jornada”, dijo el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gilberto Carvalho.

Si bien más de un millón de personas salieron a las calles el jueves, este viernes la convocatoria a las movilizaciones en más de 100 ciudades fue menor, aunque de todas formas muy numerosa. Sin embargo, la agencia Reuters asegura que aumenta el rechazo popular contra la violencia que se ha desatado en algunas de las movilizaciones.

En las redes sociales se podía leer condenas a las escenas de jóvenes saqueando tiendas y provocando incendios. La FIFA, por su parte, descartó que la copa Confederaciones estuviera en riesgo.

DZC (Europa Press, dpa, Reuters, AFP)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema