Organización para Prohibición de Armas Químicas suspende derechos de Siria | El Mundo | DW | 21.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Organización para Prohibición de Armas Químicas suspende derechos de Siria

Los Estados miembros de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) aprobaron suspender los derechos de Siria, por su presunta utilización de armas químicas. Siria califica de "paso peligroso" la medida.

Informe de OPAQ asegura que fuerzas gubernamentales sirias utilizaron armamento prohibido en un ataque contra la ciudad de Saraqib, provincia de Idlib, en 2018.

Informe de OPAQ asegura que fuerzas gubernamentales sirias utilizaron armamento prohibido en un ataque contra la ciudad de Saraqib, provincia de Idlib, en 2018.

La moción que priva a Damasco de "derechos y privilegios", apoyada por países occidentales como Estados Unidos, Francia o Reino Unido, obtuvo la mayoría requerida de dos tercios de los votos. Entre esos derechos figuran el de votar en la conferencia anual de los Estados miembros de la OPAQ, o a su Consejo ejecutivo, o el de disponer de una oficina en esta agencia.

Los derechos de Siria seguirán suspendidas hasta que los Estados miembros decidan que este país ha declarado íntegramente todas sus armas químicas y sus instalaciones de fabricación armas, según la moción. De 136 países presentes, 87 votaron a favor de la moción y 15 en contra, entre éstos la propia Siria, Rusia, China e Irán.

Las sanciones fueron aprobadas después de que el Equipo de Investigación e Identificación (ITT) de la OPAQ confirmase la semana pasada que las fuerzas gubernamentales sirias utilizaron armamento prohibido en un ataque contra la ciudad de Saraqib, en la provincia siria de Idlib, el 4 de febrero de 2018. En un informe anterior del ITT, el año pasado, se halló también responsable a la fuerza aérea siria de haber usado gases sarín y cloro en un ataque en 2017 contra el pueblo de Latamné, controlado por los rebeldes.

Sede de la OPAQ (OPCW, por sus siglas en inglés), en La Haya, Países Bajos.

Sede de la OPAQ (OPCW, por sus siglas en inglés), en La Haya, Países Bajos.

Condena siria y rusa

Según el régimen sirio, que siempre ha negado cualquier implicación, los ataques químicos fueron una puesta en escena. Damasco y su aliado Moscú acusan a las potencias occidentales de realizar, a través de la OPAQ, una campaña "politizada".

El Ministerio de Exteriores sirio aseguró en un comunicado, difundido por la agencia oficial de noticias SANA, que la decisión constituye un paso "peligroso" y "agresivo" contra un estado miembro, además de ir en contra del estatuto de la convención.

El departamento de Exteriores sirio cargó en su nota contra los países "occidentales", destacando el papel de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, por sus métodos de "extorsión, amenaza, intimidación y presión" con el objetivo de adoptar un fallo contra el país árabe.

Asimismo, afirmó que sólo el 45 % de los 193 países miembro de la OPAQ -decenas de ellos no acudieron a la sesión de hoy- respaldaron el castigo y, por ello, argumentó que la decisión no representa la voluntad de la mayor parte de ellos y es "inconsistente" con los procedimientos de voto adoptados desde su creación.

Un informe anterior de la OPAQ halló también responsable a la fuerza aérea siria de haber usado gases sarín y cloro en un ataque en 2017 contra el pueblo de Latamné.

Un informe anterior de la OPAQ halló también responsable a la fuerza aérea siria de haber usado gases sarín y cloro en un ataque en 2017 contra el pueblo de Latamné.

Primera vez

La OPAQ, premio Nobel de la paz en 2013, ha sido frecuente escenario de tensiones entre los países occidentales y Rusia. Pero recurre ahora por primera vez en su historia a la herramienta de sanciones más importante que tiene a su disposición.

El organismo abrió una nueva investigación después de las explicaciones "insuficientes" proporcionadas por Siria, tras el hallazgo de productos químicos en septiembre de 2020 en un lugar donde las autoridades negaban la fabricación de armas químicas.

Según la organización, Damasco todavía no ha respondido a 19 preguntas realizadas desde hace años sobre las instalaciones que habrían servido para la producción o el almacenamiento de armas químicas, pese a años de inspecciones.

Damasco asegura que había adecuado todos sus almacenes de armas químicas bajo supervisión internacional a los términos de un acuerdo alcanzado en 2013, cuando Siria se adhirió a la OPAQ, tras un presunto ataque de gas sarín, un agente neurotóxico, que mató a 1.400 personas en las afueras de la capital siria.

rml (afp, efe, opcw.org/iit)

DW recomienda