Ordenan detener la líder de Madres de Plaza de Mayo | América Latina | DW | 04.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ordenan detener la líder de Madres de Plaza de Mayo

Un juez ordenó detener a la presidenta de la asociación argentina de derechos humanos Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, tras no acudir a declarar en una causa por presunto fraude al Estado.

Hebe de Bonafini, líder de la organización Madres de Plaza de Mayo

Hebe de Bonafini, líder de la organización Madres de Plaza de Mayo

La Justicia ordenó hoy (04.08.2016) la detención de la líder de la organización de derechos humanos argentina Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, al declararla rebelde por negarse a declarar en una causa en la que está imputada por irregularidades en el manejo de fondos para construir viviendas sociales. La orden de detención de Bonafini fue dispuesta por el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, informaron fuentes judiciales.

De Bonafini, de 87 años, ya faltó el pasado 6 de julio a la primera citación del magistrado y tras su ausencia de hoy se preveía que pudiera ser obligada a acudir con la fuerza pública.

Es así que el subcomisario Gómez de Olivera, del Departamento de delitos federales de la Policía Federal de Argentina, se presentó hoy en torno a las 14.30 hora local (17.30 GMT) a la sede de la asociación, en el centro de la capital, y dijo que necesitaba "cumplimentar una orden de allanamiento" dispuesta por el juez federal.

Mientras, casi a la par, De Bonafini se dirigió en una furgoneta desde ese lugar hasta la plaza de Mayo, lugar donde cada jueves desde el 30 de abril de 1977 la organización realiza la tradicional ronda frente la sede del Gobierno nacional, armadas de sus pañuelos blancos. Multitud de personas acompañaron a la mujer para demostrarle su ánimo, aunque de momento no se hizo efectivo el arresto.

“Nos quieren hacer desaparecer”

Al dar un discurso en la plaza, Hebe de Bonafini calificó como una "vergüenza" el envío de la policía a la sede de las Madres, a quienes, aseguró, pretenden "asustar". "No sé qué va a pasar, no se hasta dónde son capaces de ir", sostuvo.

Luego, en declaraciones a los medios en la misma plaza, afirmó que no tiene miedo de que la detengan porque ya fue "muchas veces" presa durante la última dictadura militar (1976-1983). "Nos quieren hacer desaparecer, pero aunque nos maten vamos a seguir luchando", aseveró

FEW (EFE, dpa)



DW recomienda