Ordenan detención de opositor en Venezuela | América Latina | DW | 13.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ordenan detención de opositor en Venezuela

Se trata de Leopoldo López, dirigente del partido Voluntad Popular, cuyo portavoz confirmó la decisión judicial. Se le acusa de siete cargos, entre ellos terrorismo. López responsabilizó al gobierno por la violencia.

Ver el video 01:34
Now live
01:34 minutos

Acusaciones contra Leopoldo López

Un tribunal de Venezuela ordenó este jueves la detención del dirigente opositor Leopoldo López por los cargos de instigación de los hechos violentos en Caracas que dejaron tres muertos y más de 60 heridos, confirmó su partido.

El portavoz del partido Voluntad Popular, Carlos Vecchio, dijo que López está en su casa y que permanecerá en el país haciendo frente a los cargos.

"Nosotros no tenemos la orden de aprehensión porque el tribunal encargado está cerrado. Estos hechos de violencia que se generaron ayer después de la marcha fueron provocados por el gobierno. Nosotros, los de Voluntad Popular, asumimos la responsabilidad de todos los venezolanos que marcharon", señaló en una rueda de prensa.

Fuentes judiciales dijeron que la jueza de control Ralenys Tovar emitió la orden contra López a instancias de la Fiscalía General, que lo imputa por los cargos de asociación e instigación para el delito, intimidación pública, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, lesiones graves, homicidio y terrorismo.

López fue responsabilizado por los hechos por varios funcionarios del gobierno, incluyendo el presidente Nicolás Maduro, quien afirmó que en Venezuela "está en marcha un golpe de Estado" promovido por la oposición.

Apoyo a estudiantes

La oposición convocó el miércoles a una marcha hasta la Fiscalía General para acompañar los reclamos de estudiantes universitarios para que liberen a ocho compañeros detenidos en recientes manifestaciones.

Entre los convocantes estaban López, la diputada María Corina Machado y el alcalde metropolitano Antonio Ledezma.

Los dirigentes dijeron que los hechos de violencia frente a la Fiscalía, que fue atacada con piedras y bombas incendiarias, ocurrieron después de que la marcha se había dispersado.

En los alrededores de la Fiscalía murieron a tiros un estudiante y el activista Juan Montoya, dirigente de un grupo armado simpatizantes del gobierno (colectivos) en un supuesto enfrentamiento con la policía. Más tarde, otro estudiante murió a tiros en el municipio residencial de Chacao, en el este de la ciudad.

López dijo en su cuenta de Twitter que la verdad de lo ocurrido en la marcha "está en las fotos y videos que tomó la gente".

"Dispararon los colectivos y la policía. Maduro, sabes bien que lo ocurrido fue un plan de ustedes. Los muertos y heridos son tu responsabilidad. Podrás cerrar medios, poner cadenas (de televisión), ordenar a la fiscal y buscar encarcelamientos, pero no podrás ocultar la verdad", agregó.

Críticas de HRW

La organización Human Rights Watch (HRW) reclamó una investigación "rápida e imparcial" de los hechos de violencia durante una protesta la víspera en Caracas que dejó tres muertos y 60 heridos y exigió que no se usen los hechos como "pretexto" para actuar contra la oposición venezloana.

"Lo que Venezuela necesita es que se investiguen esos asesinatos y que los asesinos sean llevados ante la justicia, independientemente de su filiación política", dijo el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco.

"Lo que Venezuela no necesita es que las autoridades usen a los oponentes políticos como chivos expiatiorios o que cierren medios de comunciación cuya cobertura no les gusta", agregó en referencia al corte de emisiones del canal NTN24 que cubría las protestas de la oposición la víspera.

En referencia a la orden de detención de un tribunal emitida contra el dirigente opositor Leopoldo López, HRW destacó que las más altas autoridades, incluido el presidente, Nicolás Maduro, han responsabilizado a los líderes de la oposición de estar detrás de la violencia sin haber proporcionado "pruebas claras" que respalden esas acusaciones.

"Si resulta que López ha sido acusado sin ninguna prueba seria de que instigó la violencia, esto constituiría claramente un abuso de poder", advirtió Vivanco.

EL(dpa, efe)

Audios y videos sobre el tema