Oposición zimbabuense pide gobierno de transición tras golpe | El Mundo | DW | 16.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Oposición zimbabuense pide gobierno de transición tras golpe

Los líderes del Movimiento por el Cambio Democrático calificaron la acción militar como “algo bueno” y se ofrecieron a colaborar en el proceso de retorno a la normalidad.

El principal partido de la oposición en Zimbabue, el Movimiento por el Cambio Democrático (MDC-T), pidió este jueves (16.11.2017) un rápido retorno a la normalidad en el país a través del establecimiento de un gobierno de transición en el que dijeron estar dispuestos a participar. Esto, tras la intervención militar que mantiene bajo arresto al presidente Robert Mugabe, a su esposa y a dos de sus ministros en la "Casa Azul” presidencial.

El secretario general del MDC-T, Douglas Mwonzora, reveló que el líder del partido opositor, Morgan Tsvangirai, que se encontraba en Sudáfrica para recibir tratamiento por un cáncer de colon, ha regresado al país para dirigir el partido en sus reuniones. "Estamos contentos con lo que ha hecho el Ejército, es algo bueno", subrayó el secretario general del partido opositor.

Hasta el momento, el Ejército no ha explicado cuáles serán los próximos pasos, mientras en la capital, Harare, se sigue respirando cierta tensión, aunque los controles militares han desaparecido en algunas zonas y un número de escuelas decidió retomar las clases. Por el momento, los altos mandos militares siguen llamando "presidente” a Mugabe, aunque habría negociaciones en camino para que éste se exilie junto a Grace Mugabe, su esposa.

Un gobierno civil para salir de la crisis

Según la televisión pública sudafricana SABC, "probablemente" se constituya un Gobierno transitorio de concentración encabezado por el destituido vicepresidente Emmerson Mnangagwa, cuya expulsión del Gobierno de Mugabe desencadenó la intervención militar. Este Ejecutivo tendría como prioridad hacer frente al desastre económico que afecta al país desde que se desencadenó la hiperinflación en 2008, que ha llevado al país a perder su propia moneda.

Muchos expertos apuntan que probablemente esa sea la salida, la de un gobierno civil transitorio, lo que confirmaría que la acción militar era en efecto un golpe de Estado. El exvicepresidente Mnangagwa -un veterano de guerra que estuvo en el Gobierno desde el ascenso al poder de Mugabe- formaba parte de una facción rival y también se postulaba como sucesor, lo que finalmente acabó costándole la destitución tras una purga supuestamente dirigida por Grace Mugabe.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad