Opinión: ya no se puede tomar en serio la lucha antidopaje | Deportes | DW | 28.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Opinión: ya no se puede tomar en serio la lucha antidopaje

La Agencia Mundial Antidopaje critica que en Río de Janeiro hayan ocurrido “graves errores” en los controles realizados bajo la supervisión del COI.

¿Qué haría usted para ganar un oro olímpico? La Federación Olímpica Alemana (DOSB) y el Ministerio del Interior llevan a cabo en la actualidad una reforma que afecta al deporte de competición, con el objetivo de que en las próximas Olimpiadas se ganen más medallas. Deportistas, entrenadores y equipos de médicos entrenan y trabajan durante años meticulosa y duramente, haciendo uso de métodos legales, pero también de los ilegales, para poder hacer realidad el sueño de ganar el deseado oro. Da igual lo que perdure el sueño.

Y es que las medallas ganadas de forma ilegal ya no son en la actualidad especialmente duraderas. Con exámenes posteriores, cada vez más minuciosos, salen tarde o temprano a la luz cada vez más métodos audaces de dopaje. El Comité Olímpico Internacional (COI) presume mucho de estos "post-tests" e incluso hoy, en el día de la publicación de un informe de observadores independientes, que revela la desastrosa situación del control de dopaje en las Olimpiadas de Río, sostiene ”que fueron Juegos Olímpicos exitosos con un programa antidopaje también exitoso”.

"Peores controles en la historia de las Olimpiadas"

Gerstenberger Olivia Kommentarbild App

Olivia Gerstenberger, periodista de Deutsche Welle.

¿De verdad? ¿Cómo se puede hablar de éxito cuando en el transcurso de los controles se cometieron errores espeluznantes? En el informe aparece que, entre otras cosas, simplemente no se pudo encontrar a muchos deportistas. La consecuencia es que solo la mitad de los deportistas o incluso menos pudo realizar las pruebas programadas. Los atletas sin escrúpulos y con experiencia, que querían abusar del sistema, tenían todas las puertas abiertas para manipular los controles. Desde hace semanas, el experto en dopaje del canal ARD, Hajo Seppelt, advirtió en una entrevista que se habían producido confusiones con el sexo y el nombre de los atletas en Río; además no se habían sellado las muestras de acuerdo a los estándares internacionales. Afirmó que observadores independientes calificaron los tests como "los peores en la historia de las Olimpiadas”.

Los atletas "limpios" solo pueden entretanto sacudir la cabeza. La confianza en una competición justa, con controles justos y una lucha antidopaje real se reduce una vez más a lo absurdo. El escándalo sobre el dopaje ruso que afectó a todo el país no se ha digerido del todo. En este caso, el COI y la Agencia Mundial Antidopaje se cuelgan el muerto mutuamente desde hace meses. Ante los diletantes controles llevados a cabo en Río, sobre los que el COI tenía la responsabilidad, ambas partes deben aceptar ahora el reproche de que han fracasado. Una labor digna y una política que lucha contra el dopaje se hacen de otra manera.

Autora: Olivia Gerstenberger

 

Si desea leer el artículo en alemán, por favor, acceda al enlace.

 

DW recomienda

Publicidad