Opinión: una pausa para el Premio Nobel de Literatura | El Mundo | DW | 04.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: una pausa para el Premio Nobel de Literatura

La suspensión de la entrega del Nobel de Literatura 2018 era inevitable. ¿Podrá la Academia Sueca recuperar la confianza perdida por el escándalo sexual y de corrupción?. Sabine Peschel es optimista.

Sus estatutos lo permiten. La Academia sueca pospuso el premio siete veces, la última en 1949. Siempre que el jurado ha considerado que los postulados no cumplen con los requisitos literarios o morales, como lo estipuló en su testamento Alfred Nobel, ha preferido declararlo desierto. Otras tantas veces canceló su entrega por completo, debido a los avatares de la Segunda Guerra Mundial.

¿Dos literatos premiados en 2019?

Este año es la misma Academia la que da fe de no ser digna de conceder el premio. Una pérdida amarga para el mundo literario que en 2019 podrá celebrar a dos excelentes escritores. En la Feria del Libro de Frankfurt 2018 habrá caras largas este año porque faltará la emoción de conocer al galardonado. Desde 1901, el Premio Nobel es entregado los 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Nobel.

Pero la Academia no podía evitarlo. De los 18 miembros originales del comité quedaron solo diez. Su tarea es proponer candidatos prometedores. Ahora no hay quorum. A pesar de poseer un cargo vitalicio, seis miembros abandonaron la Academia. El Rey de Suecia ya había pedido una reforma de este templo de la literatura.

¿Se puede recuperar la confianza?

Pero mucho más importante es si la confianza del mundo literario en la Academia y sus decisiones se logrará recuperar algún día.

Peschel Sabine, redactora de DW.

Peschel Sabine, redactora de DW.

Desde hace décadas, hay algunos que abogan por la abolición del Premio Nobel de Literatura, que, según ellos, ya no encaja en el siglo XXI, por eurocentrista, falto de transparencia y sus polémicas decisiones como en los casos de Darío Fo, Elfriede Jelinek o Bob Dylan.

La Academia sueca tendrá que enfrentar el debate público. El escándalo de acoso sexual en torno a Jean-Claude Arnault, el marido de Katarina Frostenson, que entretanto dimitió, es parte del debate #metoo.

Faro para el mundo literario

El Premio Nobel de Literatura debe ser preservado. Su concesión es cada año motivo de celebración para autores, editores y los amantes de la literatura. La Academia sueca tiene que renovarse a fondo para recuperar su reputación. Ahora que todo el mundo mira hacia Estocolmo, puede hacerlo.

Sabine Peschel

DW recomienda

Publicidad