Opinión: ¿Prohibir Twitter en el Parlamento? | Alemania | DW | 25.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: ¿Prohibir Twitter en el Parlamento?

En el Bundestag falta más atención de los políticos a los temas importantes que allí se debaten, y a los argumentos de los rivales. Por ello, Kay-Alexander Scholz cree que una prohibición de Twitter no estaría nada mal.

Wolfgang Schäuble, el presidente del Parlamento alemán con su teléfono.

Wolfgang Schäuble, el presidente del Parlamento alemán con su teléfono.

El Bundestag es el centro político del poder en Alemania. Aquí se debate, y los diferentes partidos pueden convencer o no con argumentos a los ciudadanos. Pero la realidad es otra: mientras en las primeras filas que tienen escritorio los diputados están ocupados haciendo pasar listas para su firma, en las hileras de posteriores los parlamentarios están ocupados con su celular o su tableta, en los que no paran de postear y trinar.

Como si eso ya no fuera lo suficientemente criticable, hay otro mal hábito: una vez comienzan a hablar los oradores de un partido rival, muchos comienzan simplemente a hablar. Así, los argumentos de las demás partes se quedan sin ser escuchados.

No solo una cuestión de cortesía

¿No se pregonó en la pasada campaña electoral que, como una lección del aumento del populismo, la gente quería más diálogo para detener la polarización en la sociedad? ¡Buena idea! Los diputados podrían empezar por dar un ejemplo, en lugar de despreciar la plenaria con falta de respeto.

Escuchar también es importante por otra razón: el populista partido AfD entró al Bundestag con la intención de difundir mentiras malintencionadas e insostenibles. Ya esta semana sucedió cuando habló de un "supuesto plan de la ONU para cambiar la población alemana por otra”. Una teoría de la conspiración del "Movimiento identitario”, que por la virulencia de sus posturas está bajo observación de la Oficina para la Protección de la Constitución.

Así que esta mentira ya fue expresada en el pleno del Parlamento, sin que nadie la inquiriera, la rechazara. La única reacción fue un murmullo del presidente del Parlamento sobre la libertad de opinión.

¿Son las redes sociales la vía correcta?

Pero también la atención fuera del Bundestag ha disminuido. Aún está por discutirse si las redes sociales son el antídoto correcto. En cualquier caso, como algunos argumentan, la transparencia política no debe basarse principalmente en las contribuciones en las redes sociales en los Estados Unidos. Allí empero, ya se inició un debate sobre los límites de Facebook, Twitter y Co. para el proceso de formación de opinión en las sociedades libres.

También hay que tener en cuenta: los informes desde y sobre el Bundestag son una tarea constitucional de los medios de servicio público en Alemania. La televisión sigue siendo el medio de información más importante para la mayoría. En tiempos predigitales, en las tardes siempre se presentaba un resumen de los debates en el Parlamento.

El canal público "Phoenix" transmite en vivo durante el día, pero muchos no pueden ver la televisión durante esas horas. Y en las transmisiones de noticias de la noche, generalmente hay muchas otras cosas importantes que informar.

Los simplificados programas de entrevistas de televisión se han convertido en sustitutos del debate público. Ya es hora de que el debate, tanto dentro como fuera del Parlamento, sea valorado por todos. Y  diputados deberían predicar con el ejemplo. La propuesta del presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble, de prohibir Twitter podría y debería, por lo tanto, ser solo un comienzo. 

DW recomienda

Publicidad