Opinión: ¿Gesto de apaciguamiento? | Alemania | DW | 02.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: ¿Gesto de apaciguamiento?

La noticia de que el Gobierno alemán se distanciaría de la resolución del Parlamento sobre el genocidio armenio causó revuelo en Berlín. No hubo tal, pero quedan interrogantes abiertos, dice Nina Werkhäuser.

El Gobierno alemán no se distanciará de la resolución del Bundestag sobre Armenia. En Berlín esa es la noticia del día, anunciado de manera inequívoca por el portavoz gubernamental. Uno se siente tentado a decir con alivio ¡qué suerte! Pero también a preguntar: ¿No es acaso algo obvio? ¿No es así que el Parlamento puede pronunciarse cuando quiera sobre cualquier tema, y del modo en que los representantes elegidos por el pueblo lo estimen conveniente?

Sí, así es. Naturalmente, al Gobierno federal no le corresponde poner en duda las resoluciones de otro órgano del Estado. Cualquier postura diferente sería dudosa desde el punto de vista del derecho constitucional. Es bueno que hayamos hablado de nuevo al respecto. Pero es curioso que eso haya resultado necesario.

¿Quién se distancia de qué?

¿Cuál es el origen de ese sobresalto político matutino, de esa información de una revista, según la cual el Gobierno quería distanciarse de una resolución del Bundestag en la que se habla del genocidio armenio en el Imperio Otomano hace 100 años? De inmediato hubo fuertes críticas de políticos de oposición, que consideraron que semejante distanciamiento equivaldría a humillarse ante el presidente turco, Erdogan. Durante toda la mañana, políticos se distanciaron del supuesto distanciamiento. Un hecho curioso.

Nina Werkhäuser

Nina Werkhäuser

Todos saben en la esfera política de Berlín que la resolución sobre Armenia disgusta al gobierno turco y es un lastre para las relaciones bilaterales. Sin cesar, el presidente Erdogan y su gobierno presionan con ello a Alemania. Parlamentarios alemanes de origen turco son calificados por Ankara de traidores. ¿Por qué? Debido a la resolución sobre Armenia. Parlamentarios del Bundestag no han podido hasta ahora visitar a soldados alemanes en la base turca de la OTAN de Incirlik. ¿Por qué? Debido a la resolución sobre Armenia. El Gobierno de Berlín también veía ya tambalearse el acuerdo con Turquía sobre los refugiados, justamente debido a aquella resolución sobre Armenia aprobada por el Bundestag.

No vinculante

¿Consideró el Gobierno realmente la posibilidad de reaccionar a esta ponzoñosa política exterior de Ankara con un gesto apaciguador? ¿Subrayó por eso el Gobierno expresamente que ninguna resolución del Bundestag –y por lo tanto tampoco esta- es jurídicamente vinculante, lo cual también es una obviedad?

En la declaración de Gobierno llamó en todo caso la atención una cosa: el Ministerio de Relaciones Exteriores insinuó que pronto podría tener lugar la visita parlamentaria a los soldados de Incirlik que hasta ahora Turquía bloqueaba. Además, se habló de una “reactivación de la diplomacia viajera” entre Alemania y Turquía que da motivo de satisfacción.

Eso hace parar las antenas. ¿Cómo se lograron esos avances y cuál fue su precio? En el entrevero de esta jornada, no hay aún una respuesta clara. Pero que esta pregunta surja de inmediato demuestra una vez más cuán difícil es actualmente el trato con Turquía.

DW recomienda

ADVERTISEMENT