Opinión: Filtración engorrosa | Alemania | DW | 17.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Opinión: Filtración engorrosa

Que Turquía apoya a islamistas no es una afirmación aventurada. También el Gobierno alemán lo ve así. Pero que se haya filtrado uno de sus documentos confidenciales sí que es notable, en opinión de Marcel Fürstenau.

Angela Merkel no debe estar muy contenta. Apenas ha vuelto de sus vacaciones y ya tiene un asunto espinoso que tratar. Y en un tema tan sensible como la relación con Turquía. El país y su impredecible presidente, Recep Tayyip Erdogan, sostiene el Gobierno Federal parecen apoyar a terroristas islamistas. Así se puede entender (o se tiene que entender, según interpretaciones) el escrito parcialmente catalogado como confidencial del Gobierno alemán citado por la cadena pública ARD.

Hasta ahora Berlín había evitado, de hecho, referirse abiertamente a la cercanía de su complicado socio en la OTAN con ciertos grupos terroristas. No podía tener interés en hacerlo, sobre todo por la cuestión paralela de los refugiados. Pero ahora se especula, y no sólo en Berlín, respecto a si Erdogan podría anular el acuerdo alcanzado para la devolución de los refugiados. Puede pasar, aunque es improbable. Desde la perspectiva del autócrata turco hubiera habido mejores ocasiones, sobre todo con el caso del humorista Böhmermann.

Kommentarfoto Marcel Fürstenau Hauptstadtstudio

Marcel Fürstenau.

La sospecha recae sobre La Izquierda

Merkel sufre ahora un error de otros, por un papel filtrado, no está claro si por negligencia o intencionalmente. Según ARD, el escrito confidencial proviene del Secretario de Estado Parlamentario del Ministerio del Interior, Ole Schröder. Él y su jefe, Thomas de Maizière (ambos de la CDU) no hubieran puesto innecesariamente en semejante apuro a su canciller y jefa de partido. La sospecha recae por tanto en el destinatario de la explosiva respuesta a una pequeña consulta formulada al Gobierno: La Izquierda.

Que sus diputados revelen secretos a los medios es algo de lo que desde el gobierno ya se les ha acusado alguna vez. Pero la filtración de información sensible es un arte que todos en la política dominan. En este caso la suposición resulta obvia, teniendo en cuenta que La Izquierda es el único partido del Parlamento alemán que rechaza la política europea y alemana de refugiados.

Pero entonces, ¿por qué se dejaron en la carta todos los detalles confidenciales? A menudo se ha negado información a la oposición, que también incluye a los Verdes, por ese motivo. No hay una explicación plausible. O quizá fue un burdo error del Ministerio del Interior. El experto en política exterior del SPD Rolf Mützenich opina al respecto en ARD: "En una valoración tan sensible y de tal alcance, la Oficina de Asuntos Exteriores tendría que estar involucrada".

La pelota está en el tejado del Gobierno Federal

De hecho, sería sorprendente si el gabinete no hubiera estado de acuerdo, dado el riesgo de que una filtración irreflexiva de esas valoraciones pudiera romper las ya tensas relaciones entre Alemania y Turquía. El gobierno federal tendrá dificultades para explicar el caso. No importa que lo que se haya expresado sea, de todos modos, evidente: las estrechas relaciones de Turquía con los movimientos islamistas. Una cercanía que, aparentemente, no se ha detenido tampoco ante grupos terroristas como Hamás.

Para aprender alemán: aquí puede Usted leer el artículo original.

DW recomienda

Publicidad