Opinión: Conmemorando la Reforma en curso de Lutero | El Mundo | DW | 01.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: Conmemorando la Reforma en curso de Lutero

El 500° aniversario de la Reforma se celebró en todo el mundo. Y ahora, especialmente cuando cristianos aún están bajo presión y son perseguidos, el ecumenismo es la única opción, opina el presidente de la FLM.

La Reforma es hoy un ciudadano global. Y es que el movimiento que comenzó en Wittenberg hace 500 años ha viajado y continúa recorriendo el mundo, transformando comunidades a través de su mensaje. La comunión de 145 iglesias que conforman la Federación Luterana Mundial (FLM) es un testimonio de esta ciudadanía global, que reúne a más de 74 millones de luteranos en 98 países de todo el mundo.

La Reforma llegó a algunos de estos países en el siglo XVI, cuando el mensaje de Martín Lutero y otros reformadores se difundió desde Wittenberg. Llegó más tarde a otros países, con pastores y misioneros, pero también a través de la migración. Hoy podemos observar cómo las iglesias miembro de la FLM son testigos del Evangelio en sus propios contextos y culturas; es inspirador ver cómo han conmemorado el aniversario de la Reforma para escuchar historias que alientan e inspiran. Aunque distantes geográficamente unos de otros, estamos unidos en nuestro ministerio y testimonio cristiano para el mundo.

Unidad entre cristianos

Por primera vez en la historia, hemos conmemorado el aniversario de la Reforma con un espíritu de responsabilidad ecuménica, por ejemplo a través de la Conmemoración Conjunta Católico-Luterana de la Reforma en Lund y Malmö, Suecia, el 31 de octubre de 2016.

Kommentarbild Musa Panti Filibus PROVISORISCH

El arzobispo Musa Panti Filibus fue elegido como nuevo presidente de la Federación Luterana Mundial en Windhoek el 13 de mayo

La Conmemoración Conjunta fue un paso deliberado para alejarse del conflicto que marcó gran parte de nuestro pasado para abrirnos al futuro en el que Dios nos llama. Ha sido motivo de gran alegría ver cómo lo que hicimos juntos en Lund se está replicando en todo el mundo: luteranos, católicos y otros socios ecuménicos se están uniendo para adorar y conmemorar juntos la Reforma. Un inspirador ejemplo reciente fue la conmemoración del 500° aniversario de la Comunión Luterana en África Central y Occidental organizada conjuntamente por la Iglesia luterana en Liberia y la Iglesia católica.

Realmente hay más que nos une que nos separa. Estamos unidos por la fe común y el llamado a presenciar el amor de Dios en un mundo fragmentado. En mi país Nigeria, las iglesias, frente a la insurgencia y la persecución motivadas por motivos religiosos, han seguido uniéndose ecuménicamente en oraciones comunes, compañerismo y apoyo mutuo a nivel nacional, regional y estatal. Y juntas, las iglesias están llamadas a ser embajadoras de Cristo para la curación y la reconciliación.

La Reforma continúa

La Reforma nunca llegó a su fin. Está en curso porque Dios está vivo y llama a la iglesia de Dios para que testifique. Cada una de las iglesias miembros de la FLM está llamada a predicar el evangelio desde su propio contexto.

En Nigeria, por ejemplo, nos enfrentamos a numerosos desafíos, incluida la insurgencia y la violencia motivada por motivos religiosos. Esto se ve especialmente en el norte, donde las iglesias cristianas han sufrido más. Asimismo, el nivel de discurso de odio, que es capaz de encender la agitación nacional, se ha incrementado.

En medio de esto, nosotros, como iglesias, estamos llamados a seguir siendo una fuente de esperanza. Las iglesias continúan abogando conjuntamente por la paz y la justicia. Con oraciones y paciencia, resisten la tentación de permitir que estos desafíos definan quiénes somos.

Selbstmordanschlag in nigerianischer Kirche in der Stadt Potiskum (picture-alliance/AP/A. Adamu)

La iglesia destruida en Potiskum en julio de 2015: un suicida se inmoló en el servicio del domingo y mató a cinco personas

La insurgencia religiosa ha golpeado la parte nororiental de Nigeria, donde fuimos testigos de la destrucción de vidas y propiedades, especialmente contra iglesias, en un nivel sin precedentes desde la guerra civil de los años setenta. Frente a esta insurgencia, las congregaciones luteranas, junto con las iglesias aliadas, continúan acercándose en amor a los que sufren, proporcionando refugio y necesidades básicas de supervivencia. Nos alienta saber que estamos rodeados de hermanas y hermanos de todo el mundo que se preocupan y oran por nosotros.

Recordamos con gratitud la visita solidaria de la Federación Luterana Mundial en 2015, dirigida por el secretario general Martin Junge, quien nos motivó a perseguir la búsqueda de una coexistencia pacífica incluso en medio de una experiencia devastadora. Para nosotros, el mensaje de la Reforma es simple: liberados por la gracia de Dios y sostenidos por el Espíritu Santo, somos llamados a una vida de servicio y testimonio, de solidaridad y compasión para que todos puedan tener vida en abundancia.

Musa Panti Filibus, nacido en 1960, es el arzobispo de la Iglesia Luterana de Cristo en Nigeria y, desde mayo de 2017, el 13° presidente de la Federación Luterana Mundial. (FEW/JCG)

Ver el video 04:47
Now live
04:47 minutos

Tras las huellas de Lutero en Eisenach

Audios y videos sobre el tema

Publicidad