Opinión: AKK acierta al hablar de la relación con EE. UU. | Alemania | DW | 13.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Opinión: AKK acierta al hablar de la relación con EE. UU.

La posible sucesora de Merkel habló durante el encuentro del Puente Atlántico sobre la fortaleza de la cooperación con Estados Unidos. Y dejó algunos puntos en claro, opina Jens Thurau.

¿Metió la pata otra vez? Este miércoles (12.06.2019), la líder de la conservadora CDU, que muchos creen que podría ser la próxima canciller de Alemania, se presentó en la conferencia germano-estadounidense Puente Atlántico. Después de días de rumores descabellados sobre Annegret Kamp-Karrenbauer (AKK) y -para ser honestos- algunas actuaciones fallidas. En las elecciones europeas, los democristianos sufrieron un duro revés. Desde entonces, muchos, incluso en su propio partido, han dudado de que la presidenta de la CDU cuente con lo necesario para convertirse en la jefa de gobierno alemán en un futuro previsible. Su supuestamente divertida presentación durante el carnaval fue considerada como homofóbica, y luego de que un joven Youtuber expresara fuertes críticas a la CDU, Kramp-Karrenbauer reaccionó molesta y con poca soberanía.

Un claro sí al objetivo del dos por ciento

¿Y ahora qué? En concreto, ella dejó tres puntos en claro que permiten vislumbrar cómo sería si se convirtiera en canciller. Refrescantemente claro, dice ella: gastar el dos por ciento de la producción económica en defensa, como exige el presidente estadounidense Donald Trump de mala manera a Alemania, algo que debe lograrse y que también es de interés de Alemania. Si Berlín realmente quiere en el futuro tener voz y voto en torno a los temas de relevancia mundial, entonces eso es una necesidad. Porque esta es la única manera de que el país se libere finalmente de la existencia de un muro a la sombra de los países poderosos. Eso es bueno y valiente, pero no es popular en Alemania.

Thurau Jens Kommentarbild App

Jens Thurau, periodista de DW

Y mucha gente desea lo mismo, poner fin al discurso de la equidistancia alemana sobre Moscú y Washington. Sí, por supuesto: ¡Donald Trump es una imposición para cualquier persona civilizada! Y muchos de sus rivales quieren meter mano en la constitución democrática de Estados Unidos. Pero eso aún no ha ocurrido, y Alemania está más cerca de los estadounidenses que de Rusia. Simplemente porque compartimos valores comunes. Cualquiera que critique a Trump en Estados Unidos se mete en problemas, es insultado por el propio presidente. Pero cualquiera que critique al Presidente Putin en Rusia puede terminar en prisión. Esa es una gran diferencia. En eso AKK tiene razón.

Pero la líder de la CDU debería pensar de nuevo en la protección del clima. Su exigencia, incluso durante la era Trump, de que EE.UU. y Europa sigan colaborando estrechamente en la protección del clima, porque sólo de ahí podrían surgir impulsos, es una visión que parece haber caído extrañamente fuera de tiempo. La protección del clima ha sido promovida recientemente no por los gobiernos de ambos lados del Atlántico, sino por los países del Sur: Estados insulares amenazados, Estados africanos. Y por último, pero no por ello menos importante, un movimiento mundial de jóvenes, que la jefa de la CDU celebra con la observación de que está en contra de las "prohibiciones". Sin embargo, esto no sería suficiente para mostrar un nuevo enfoque en el partido. Eso es lo que le dijo el Youtuber Rezo, pero al parecer Kramp-Karrenbauer no lo escuchó.

Reconocer los propios intereses

En su discurso, el giro en torno a sus propios intereses aparece una y otra vez, que Alemania debería reconocer más que antes. Aun así, la jefa de la CDU tiene razón. Es de interés alemán defender a Europa contra toda resistencia. Y como alemanes debemos llegar finalmente a más hechos con mayor responsabilidad. El objetivo de gastar el dos por ciento del producto nacional bruto en defensa no es poca cosa, sino una promesa que Alemania ha hecho desde hace mucho tiempo, pero que aún no ha cumplido. Tal desequilibrio en la repartición de responsabilidades no tiene futuro, un futuro que se ve seriamente amenazado en muchos puntos, según Kramp-Karrenbauer.

Conclusión: La mujer que algunos creen que podría convertirse en la próxima canciller pudo esclarecer algunos puntos. De modo que no metió la pata, no esta vez.

(ct/eal)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda