Opinión: ¡Adiós, Brasil! ¡Adiós, Lula! | América Latina | DW | 17.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Opinión: ¡Adiós, Brasil! ¡Adiós, Lula!

¿Puede Lula sacar a su país de la crisis? Después de la liberación del expresidente, muchos esperan su regreso. Pero la esperanza engaña. Brasil necesita un nuevo comienzo, sin Lula, dice Astrid Prange.

Cuanto más grande sea la crisis, más motivados estarán los autoproclamados salvadores. En Brasil, dos hombres mayores se han declarado aptos para sacar al país del impasse político. El presidente Jair Bolsonaro y el recientemente liberado expresidente Luíz Inácio Lula da Silva.

Es una tragedia brasileña: desde que la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, fue destituida en agosto de 2016, el país no ha descansado. Las perspectivas son sombrías. El alto desempleo, el bajo crecimiento económico y un clima político envenenado están paralizando al país.

La pregunta es: ¿Cuánto tiempo puede sobrevivir la octava economía más grande del mundo a esta crisis permanente? ¿Y podría el expresidente Lula, que durante su mandato (2003-2011) sacó a más de 30 millones de personas de la pobreza con la ayuda de programas sociales y que, por lo tanto, sigue siendo venerado por muchos brasileños, sacar al país de la crisis?

Kommentarbild Astrid Prange (DW/P. Böll)

Astrid Prange de Oliveira, periodista de DW.

Los contrastes

La respuesta es: lamentablemente, no. A pesar de las enormes contribuciones de Lula a Brasil. A pesar de su enorme carisma. A pesar de sus habilidades de negociación política. A pesar de su popularidad y reputación internacional.

Porque la figura de Lula muestra la división de la sociedad brasileña. Una sociedad que aún hoy lucha contra el legado de la esclavitud y el colonialismo, y que ha estado impregnada de una lucha ideológica desde la dictadura militar (1964 - 1985).

Guerra ideológica de trincheras

Incluso los militares habían asumido la causa de la lucha contra los comunistas y socialistas supuestamente peligrosos. El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, un ex paracaidista y partidario de la dictadura militar, ha reanudado esta lucha.

Aunque el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula demostró suficientemente durante su mandato que no representaba ningún peligro. Pero, como todos los demás partidos, el PT también cayó en la trampa del poder. Tras el escándalo de corrupción de "Lava Jato", sus representantes también se encontraron de repente en el banquillo de los acusados.

Por lo tanto, sólo una alianza política de centro puede ayudar a salir del estancamiento y de la polarización política. Ni el odio a Lula y al PT es adecuado para el programa de gobierno, ni el odio a los arrebatos de extrema derecha de Bolsonaro, ni las reformas neoliberales de su ministro de Economía, Paulo Guedes.

Campaña electoral permanente

Es por eso que la clase política brasileña no debe repetir los errores de la campaña electoral de 2018. La elección de Bolsonaro sólo fue posible porque los partidos del espectro político de centro fueron incapaces de reunir a un candidato en conjunto con perspectivas de éxito. Y porque el PT se aferró a su candidato Lula a pesar de todas las incertidumbres legales.

Esta polarización política ha llevado a Brasil a estar permanentemente en campaña electoral desde 2016. Peor aún, parece que el envenenamiento del propio clima político ha avanzado hacia un modelo de negocio que mantiene a la sociedad alerta y les da a los alarmistas más atención de la que se merecen.

Aunque las próximas elecciones no se celebrarán hasta 2022, la votación con los pies ya ha comenzado. Miles de brasileños están con las maletas empacadas o ya han salido del país.

La ola de emigración es un indicador de la creciente falta de perspectivas que muchos brasileños sienten en su país. El mensaje es claro: la campaña electoral permanente no es el resultado de la crisis permanente. Brasil necesita un nuevo comienzo - sin Bolsonaro y, lamentablemente, sin Lula.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |