Operan a la presidenta argentina | América Latina | DW | 08.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Operan a la presidenta argentina

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se sometió este martes a una operación para drenar un hematoma cerebral.

La intervención comenzó esta mañana en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro de Buenos Aires, según informó la Secretaría de Comunicación Pública de la Presidencia en su página web. La intervención duraría entre dos a tres horas, según coincidieron especialistas consultados, quienes señalaron que la operación es "de rutina y bajo riesgo".

Fernández de Kirchner, de 60 años, fue internada el sábado en la Fundación Favaloro para realizarse estudios por un cuadro de arritmia.

Diagnóstico

Al padecer una cefalea se le practicaron análisis neurológicos que descubrieron una "colección subdural crónica", un hematoma en el cerebro producto de un traumatismo de cráneo que sufrió el 12 de agosto, según precisó el portavoz presidencial Alfredo Scoccimarro. No se informó cómo se produjo el golpe, sólo que ese día se le realizó una tomografía computada que dio un resultado "normal" y que posteriormente Fernández de Kirchner no presentó síntomas.

Policías custodian el igreso al hospital de la Fundación Favaloro.

Policías custodian el igreso al hospital de la Fundación Favaloro.

En un principio los médicos le indicaron el sábado un mes de reposo, que la presidenta comenzó a cumplir en la residencia oficial. Pero la Fundación Favaloro informó que el cuadro se agravó el domingo cuando Fernández de Kirchner sintió un "hormigueo" en un brazo y registró "una pérdida de la fuerza muscular" en ese miembro, por lo cual se decidió realizar una cirugía para drenar el hematoma.

La comunicación oficial sobre el estado de salud de la presidenta fue escueta y generó especulaciones, que en parte se aclararon con el comunicado de la clínica.

Muestras de apoyo

Numerosas personas y miembros de agrupaciones kirchneristas realizaron desde la noche del lunes una vigilia frente a la clínica privada donde está internada la presidenta y el frente de la institución médica quedó tapizado por carteles con expresiones de apoyo.

Las muestras de cariño y solidaridad se multiplicaron en tanto en las redes sociales, donde el lema îFuerzaCristina se convirtió en una de las tendencias principales desde el sábado en la red Twitter.

La presidenta no podrá participar de todos modos como lo venía haciendo en la campaña para las elecciones legislativas del 27 de octubre. Cristina Fernández había encabezado algunas manifestaciones de los candidatos oficialistas con problemas en las encuestas. Según algunos sondeos, el Gobierno podría perder el control del Congreso en los comicios. Si eso ocurre, se desplomaría la posibilidad de llevar adelante una reforma constitucional que habilite a la presidenta a presentarse otra vez a la reelección.

Gobierno interino

El vicepresidente, Amado Boudou, asumió la primera magistratura interina, en medio de cuestionamientos de la oposición porque está siendo investigado por la Justicia en causas por supuesto enriquecimiento ilícito y presuntos actos de corrupción. Es además uno de los integrantes del gobierno con peor imagen pública, según coinciden los sondeos.

Fuentes allegadas al poder dejaron trascender que Boudou asumirá las tareas protocolares, mientras que la toma de decisiones quedaría en el círculo íntimo de la jefa de Estado, quien al igual que su fallecido esposo y antecesor, Néstor Kirchner, gobierna con un estilo centralizado.

er (dpa, reuters)

DW recomienda