ONU: ¿Irán desplaza la reforma institucional? | Política | DW | 18.09.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

ONU: ¿Irán desplaza la reforma institucional?

Se inaugura la Asamblea General de Naciones Unidas con muchos temas importantes en su programa. Los tópicos urgentes, sin embargo, llevan otro curso.

Organización de las Naciones Unidas, Nueva York

Organización de las Naciones Unidas, Nueva York

La 62 Asamblea General de Naciones Unidas comienza hoy su período anual. Bajo nuevo presidente, el macedonio Srgian Kerim, a los representantes de los 192 Estados miembro les tocará discutir y decidir –con carácter de recomendación- sobre viejos temas. Uno de ellos, dada su indolente urgencia ya salió a luz en forma de la última resolución del período anterior: la reforma del Consejo de Seguridad.

“Con esta resolución hemos abierto la puerta a la siguiente fase. Para nosotros es importante que exista consenso al respecto. Lo que no significa que en cuestiones de la reforma, alguien tenga que dejar de defender su postura”, declaró el embajador alemán a Naciones Unidas, Thomas Matussek. Y la pregunta que surge es: la siguiente fase, ¿de qué? La reforma institucional, que incluye la del Consejo de Seguridad, parece una historia de nunca acabar.

Deutschland neuer UN-Botschafter Thomas Matussek und Kofi Annan bei der feierlichen Zeremonie

Thomas Matussek,en 2006, presentando credenciales ante el entonces Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan

Alemania sigue queriendo

Alemania lleva mucho tiempo y esfuerzo invertidos en esto. Su objetivo es llegar a contarse entre los miembros permanentes de este organismo de Naciones Unidas, cuyas resoluciones sí son vinculantes. Los miembros permanentes, con derecho a veto, son los mismos desde la posguerra: China, Rusia, Francia, Inglaterra y Estados Unidos. Los otros diez miembros del Consejo de Seguridad son escogidos bianualmente en la Asamblea General.

Abstimmung im UN Sicherheitsrat

El Consejo de Seguridad en 2002

Desde hace más de 15 años los Estados miembros de la ONU instan a la renovar las estructuras de la organización, sobre todo las del Consejo. De 20 o 25 miembros debería constar. Y los países en vías de desarrollo deberían tener mayor presencia, dicen los unos. Por otro lado, hace dos años, Alemania, Japón, Brasil e India se agruparon para demandar asientos permanentes. Cada uno enfrentó una fuerte oposición regional: a India se opuso Pakistán. A Japón no lo quisieron Corea del Sur y China. A Alemania le cortó el paso Italia. Y Brasil contó con la oposición de varias naciones latinoamericanas.

La postura de Inglaterra

“Nuestra postura es que Alemania, Brasil, India y Japón sean miembros permanentes del Consejo de Seguridad, así como algunos representantes de África. Sin embargo, estamos abiertos a cualquier opción que pueda terminar con el actual bloqueo”, declaró por su parte la embajadora de Inglaterra, Karen Pierce. Pero para esta postura no existe una mayoría cualificada –dos tercios de la Asamblea General. Y es que otros continentes, favorecen otros modelos: Pakistán, por ejemplo, preferiría un Consejo mayor, con miembros rotativos. Esto ni convence ni conviene a los miembros permanentes del actual Consejo de Seguridad. Es decir, todos quieren reformar, el problema radica en el qué y en el cómo.

Y ahora, ¡la postura francesa!

Analistas prevén que en los discursos de apertura de las sesiones - el del presidente estadounidense, George W. Bush, y el de la canciller alemana, Angela Merkel- en caso de que se mencione la reforma, se lo hará de manera tangencial. Es decir, todos están de acuerdo en que urge reformar, pero se le quita el cuerpo a la tarea. Más aún ahora, con los severos mensajes que llevan en la maleta de los embajadores franceses a Naciones Unidas: la Francia de Nicolás Sarkozy favorece un endurecimiento de la postura hacia Irán. Que se escuchan tambores de guerra es lo que dicen los líderes franceses. Según informan agencias francesas, el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, tratará en esos términos el tema con su homóloga estadounidense, Condoleeza Rice. E intentará tirar las aguas de sus socios en el Consejo de Seguridad para su molino.

Deutschland Frankreich Nikolas Sarkozy bei Angela Merkel in Schloss Meseberg

¿Querrá Sarkozy compartir con Angela Merkel el paraguas del Consejo de Seguridad? Berlín, septiembre 2007

Claro está que esta nueva postura francesa cuenta con el expreso beneplácito de Washington, a quien desde hace tiempo Irán le es una piedra en el zapato de la que hay que desembarazarse, con cualquier medio.

Así las cosas, por más la 61 Asamblea de Naciones Unidas recomiende urgentemente acometer su reforma, en el Consejo de Seguridad es, en realidad, donde se toman las decisiones. Y mucho indica que éste tendrá otra prioridad en su agenda.

DW recomienda

Publicidad