ONG: Venezuela declara ″persona non grata″ a Lech Walesa | Política | DW | 02.11.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

ONG: Venezuela declara "persona non grata" a Lech Walesa

El premio Nobel de La Paz, Lech Walesa, fue declarado persona non grata por el gobierno venezolano, denunció organismo de derechos humanos. Se impidió que representantes europeos visitaran a presos políticos en Caracas.

default

El ex presidente polaco, Lech Walesa, es ganador del premio Nobel de la Paz.

El gobierno venezolano prohibió la entrada al país al ex presidente de Polonia y Premio Nobel de la Paz Lech Walesa, quien debía asistir el próximo lunes a un foro sobre la democracia en la Universidad Central de Venezuela (UCV), según denunció hoy una organización defensora de los derechos humanos.

Hugo Chavez auf dem EU Lateinamerika Gipfel in Wien

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, en foto de archivo.

La abogada y representante del grupo "Nueva Conciencia Nacional", Tamara Sujú, indicó que el gobierno venezolano le comunicó a través de una misiva a Walesa que era persona "no grata" y que "si venía no le garantizaban su seguridad".

"Nos notificaron del Movimiento Solidaridad Polaco, a través de una llamada telefónica, que a Lech Walesa le había llegado una comunicación del gobierno venezolano, donde le expresaban que era una persona non grata para visitar Venezuela, donde además no le garantizaban su seguridad y donde le decían que no viniera al país", expresó Sujú.

Asimismo, señaló: "No entendemos el motivo por el cual Walesa no pueda venir al país, donde su Constitución señala que vivimos en democracia, donde existe pluralidad de pensamientos. Cuál es el miedo del gobierno de que Walesa asista a un foro institucional en la Universidad Central de Venezuela".

Sujú dio las declaraciones en las puertas de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), en Caracas, acompañada de un grupo de activistas de los Derechos Humanos de Europa del Este, a quienes les negaron la entrada a este recinto para visitar a un grupo de presos.

"Lamentablemente no los dejaron pasar, con la excusa de que necesita un permiso especial para las personas extranjeras", dijo.

El grupo de activista de los Derechos Humanos está conformado por el ex primer ministro de Bulgaria Philip Dimitrov, el ex ministro de interior checo, senador y miembro de la revolución de terciopelo Jan Ruml, y el ex canciller eslovaco Eduard Kukan, quienes también asistirán al Foro de la UCV.

Russland und Venezuela unterzeichnen Energieabkommen

Recientemente, Chavez ha reforzado los lazos con Rusia.

"Estas personas han recorrido el mundo hablando con los presos políticos de distintos países. No entendemos cual es el miedo del gobierno que estas personas se reúnan con los presos políticos", expresó la abogada.

Entretanto, Kukan confirmó que se le había negado el acceso a Venezuela a Walesa y expresó que no teme a una expulsión por parte del gobierno venezolano.

"No tengo miedo. Mi responsabilidad es para hacer saber al resto del mundo y a mi país, que nos preocupa y sabemos lo que está pasando y que nos solidarizamos con ellos", expresó Kukan.

Por su parte, Dimitrov se refirió a los que la oposición considera como "presos políticos" y dijo que cuando se está detenido por razones políticas, a las personas se les acusa de cualquier delito.

Chavez macht Merkels Lateinamerika-Reise spannend

Chavez también se dijo "decidido a meter en la cárcel" al líder opositor Manuel Rosales.

"Por eso es que queremos reunirnos con personas que han sufrido prisión o están sufriendo prisión sin sentencia, como el caso de Venezuela".

Mientras, Ruml expresó que tras la negativa de las autoridades venezolanas de permitir la visita a los detenidos es "un poco escéptico de los derechos humanos en Venezuela".

"No es normal que se encierre a una persona por expresar sus opiniones libremente. Eso es algo que no habla muy bien de una democracia y por eso estamos en el país, para observar todo esto", dijo Ruhmel.

Los activistas europeos iban a visitar a un grupo de comisarios y policías acusados de matar a manifestantes chavistas el 11 de abril de 2002, cuando una marcha opositora intentó llegar a la sede del gobierno y fue atacada a tiros por simpatizantes del gobierno.

Cerco alrededor de presos políticos

Autoridades venezolanas negaron el ingreso a la sede de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) a un grupo de representantes europeos que pretendían visitar a presos políticos, según denunció la representante legal de los detenidos.

La abogada de los ex comisarios Iván Simonovis, Henry Vivas, Lázaro Forero y de ocho funcionarios policiales, Thamara Suju, informó al canal "Globovisión" que efectivos de la DISIP impidieron la entrada al recinto carcelario a Philip Dimitrov, Jan Ruml y Eduard Kukan, quienes forman parte de una delegación del instituto Respekt.

Los europeos iniciaron una visita a Venezuela este sábado para evaluar la situación de los presos políticos y los inhabilitados por la Contraloría General de la República.

Suju explicó que a los legisladores les fueron tomadas reseñas de sus pasaportes y de su identidad y luego les prohibieron el acceso a la DISIP.

"Lamentablemente no dejaron pasar a estas figuras que han recorrido el mundo hablando con los presos políticos de distintos países; pese a que los familiares de los detenidos cedieron el tiempo de visita para que se realizara el encuentro entre los presos y estos representantes", expresó Suju.

Asimismo, dijo que el argumento utilizado por las autoridades para impedir la entrada de los europeos fue que el acceso para personas extranjeras requiere de permisos anticipados.

DW recomienda