OMS: ya hay más de 4.000 muertos por ébola en el mundo | El Mundo | DW | 10.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

OMS: ya hay más de 4.000 muertos por ébola en el mundo

Mientras tanto, en España, la enfermera contagiada sigue "estable, dentro de la gravedad". El Gobierno de Rajoy ha creado un comité especial presidido por la vicepresidenta, con el fin de gestionar la crisis.

La cifra de muertos por ébola en África Occidental subió a 4.024, según informó hoy (10.10.2014) la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también advirtió que la situación sigue siendo especialmente dramática en Liberia, donde se han registrado más de la mitad de las muertes por la enfermedad. Entre las víctimas, hay 233 personas que trabajaban en el ámbito de la salud.

En Guinea, Liberia y Sierra Leona hubo 8.376 casos de ébola. La cifra de víctimas mortales incluye 2.316 en Liberia, 930 en Sierra Leona, 778 en Guinea, ocho en Nigeria y uno en Estados Unidos. Los datos aluden a un caso en España y Senegal, pero no muertes. Un brote separado del virus en la República Democrática del Congo ha dejado 43 muertos de 71 casos registrados.

La víctima que viajó a Estados Unidos y el caso de la enfermera Teresa Romero, contagiada en Europa, han provocado un frenesí global para actuar. Aunque África agradece que por fin haya una respuesta internacional real, también teme que la reacción pueda ser más dañina que la enfermedad, en el sentido de que la epidemia tenga graves consecuencias económicas.

Comisión especial en España

Por su parte, el Gobierno español anunció este viernes que creará un comité especial para el ébola que será presidido por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cinco días después de confirmarse en Madrid el primer contagio por la enfermedad fuera de África. La víctima es la enfermera Teresa Romero, que atendió en el Hospital Carlos III de Madrid a los dos sacerdotes repatriados a España desde Africa.

El Ejecutivo de Rajoy intenta así contrarrestar la profunda preocupación en la opinión pública por el contagio de Romero, internada en el mismo hospital desde el pasado lunes y cuyo estado actual, según los informes más recientes es "estable, dentro de la gravedad". Su contagio ha producido un clamor de expertos sanitarios, sindicatos y medios de comunicación por los posibles fallos que llevaron a que la enfermera se infectase.

MS (dpa/rtrla/efe)

Publicidad