Omid Nouripour, vocero del partido Verde alemán: ″A los europeos les falta coraje″ | El Mundo | DW | 20.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Omid Nouripour, vocero del partido Verde alemán: "A los europeos les falta coraje"

En entrevista con DW, Omid Nouripour, portavoz de política exterior del partido alemán Los Verdes, considera que tanto EE. UU. como Europa tienen una responsabilidad que asumir en el contexto de las protestas en Irán.

DW: Las protestas en Irán fueron provocadas debido al aumento en el precio del combustible. ¿Cuánto de esto se debe a los problemas económicos causados por las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos?

Omid Nouripour: Por un lado, la gente está atrapada entre la corrupción y la mala gestión de su propio sistema. Por otro, Estados Unidos está ejerciendo gran presión sobre el país. Eso los lleva a la desesperación, y por eso salen a las calles.

¿No demuestra esto también la total impotencia por parte de los europeos, que fueron incapaces de mantener el acuerdo nuclear?

Los europeos no son impotentes, les falta coraje. En septiembre de 2018 prometieron crear un instrumento operativo para las transacciones financieras. Hasta ahora eso no ha ocurrido, porque ha habido falta de valor. Esa no es la forma de salvar el acuerdo nuclear o nuestros propios intereses de seguridad. Tampoco se está haciendo nada respecto de la difícil situación de los iraníes, quienes sufren porque las farmacias ya no tienen vendajes y los medicamentos para niños con cáncer escasean. 

Por favor, explique de qué se trata INSTEX, el instrumento financiero europeo, para el comercio con Irán.

Se ha prometido que INSTEX proporcionará financiamiento provisional para las transacciones. En mi distrito electoral hay empresa mediana de productos médicos, que comercializa con Irán hace años. Solamente esa empresa registra un volumen de negocio de 60 millones de euros. Cuando quiero financiar temporalmente, eso funciona así: alguien me da el dinero, yo doy ese dinero a los iraníes, y viceversa. La suma total que INSTEX ha puesto a disposición hasta ahora para las transacciones financieras temporales con Irán, incluido el comercio de petróleo, es de 5 millones de euros. Con todo respeto, eso es ridículo. Y es por eso que no está funcionando.

En otras palabras, ¿no funciona porque los europeos no querían poner a disposición suficiente dinero?

Así es. Además, es importante señalar que, en las protestas, los estadounidenses son la mitad del problema. La otra mitad es la corrupción en Irán. La gente sale a la calle, no sólo por el precio de la gasolina, sino también por la falta de libertad política.

¿Qué papel deben jugar ahora Alemania y la UE?

En primer lugar, debemos hacer todo lo posible para salvar el acuerdo nuclear, y eso sólo se puede hacer con valentía. Ese es nuestro principal interés, porque la nuclearización de Irán equivaldría a la nuclearización de Medio Oriente, con consecuencias imprevisibles.

En otras palabras, ¿los europeos deberían presionar a los estadounidenses para que puedan volver a participar en el acuerdo nuclear?

No, no creo que eso funcione. La cuestión está demasiado cargada de política interna para ello. Pero deberían hacer algo por sí mismos para asegurarse de que la política estadounidense no llegue a buen puerto. Si hubiera un instrumento de transacción financiera con el que Irán pudiera comercializar, que incluyera a los empresarios y a la clase media iraníes, ya habríamos dado un gran paso.

En segundo lugar, debemos hablar de los derechos humanos en el país y de la represión social. En tercer lugar, dejar en claro a los estadounidenses que su política de máxima presión está empobreciendo a toda la población, no funciona, y tampoco es factible con nosotros.

¿Ayuda o es contraproducente que gobiernos extranjeros, por ejemplo el alemán, apoyen a la población en protestas pacíficas?

En primer lugar, debe quedar claro que no se trata de cambiar un régimen. En segundo lugar, no se trata de apoyar las protestas en contra de un gobierno, sino de apoyar las preocupaciones de estas personas. Se trata de las libertades políticas y de las posibilidades de salir de la pobreza. De lo contrario, tampoco seremos creíbles a los ojos de esas personas.

Omid Nouripour es miembro del Bundestag del partido Bündnis 90/Die Grünen, desde 2006. Es el portavoz de política exterior de los Verdes y miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Comisión de Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria.

(ju/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda