Ola de calor en Europa | Política | DW | 28.06.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Ola de calor en Europa

El sur de Europa ha sido azotado por una ola de calor tórrido proveniente de África, cobrando las primeras víctimas. En Italia y sur de Francia hay alarma por los bajos niveles de los ríos que tienen tinte de sequía.

Los niveles de ríos y lagos se encuentran a la mitad de lo habitual.

Los niveles de ríos y lagos se encuentran a la mitad de lo habitual.

Temperaturas de hasta 40 grados imperan en Italia y Francia. En ambos países se han registrado los primeros muertos por deshidratación. España, se ha salvado gracias a una pausa en las altas temperaturas el martes acompañada con lluvias que refrescaron algunas regiones.

En los ocho departamentos que conforman la región parisina fue puesto el tercer grado de alarma, después de que un hombre de 74 años sufrió una hipotermia. En la localidad de Lyon, los bomberos encontraron a una mujer de 84 años muerta en su departamento. La ola de calor ha reavivado el recuerdo del verano del 2003 cuando murieron unas 15.000 personas debido a las altas temperaturas.

Tormentas de lluvia y viento

Ein Braunbär planscht am Siebenschläfertag

Oso pardo busca refrescarse en Alemania.

La onda de calor coincide con violentas tormentas que han sacudido regiones al oeste de Francia y provocaron ya la muerte de una persona. Un hombre de 62 años cayó de su barco durante una fuerte tormenta que asoló el departamento de la Gironde, con fuertes precipitaciones y vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

El gobierno francés puso a disposición 180 millones de euros para hacer frente a las emergencias. "La situación es más que tensa", dijo el presidente de la Asociación de Médicos de Francia, AMU, Patrick Pelloux. Sobre todo las personas que habitan en ciudades se ven afectadas por el intenso calor.

Hitzewelle in Italien

Un hombre pesca en el norte de Italia.

Norte de Italia agobiada

Italia padecerá por lo menos hasta el jueves del calor extremo. Se esperan cielos despejados y mucha humedad. Apenas el viernes refrescará algo en el norte del país, que ha resultado principalmente afectado por la ola de calor. Después de meses de sequía, la población espera con ansia las lluvias y así salvar las cosechas.

Científicos de España, Israel y Bélgica trabajan en el desarrollo de un equipo que provoca lluvia artificialmente. El sistema consiste en la creación de una isla de calor gracias a la gran insolación que existe en estos países, misma que crea una corriente de aire caliente, según informa el diario español, El Mundo. La fábrica de lluvia ayudará a crear precipitaciones en regiones del Mediterráneo.

DW recomienda