OEA impide que se escuche a opositora venezolana al cerrar sesión | América Latina | DW | 21.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

OEA impide que se escuche a opositora venezolana al cerrar sesión

Los miembros de la OEA decidieron celebrar en privado la sesión de este viernes (21.03.2014), silenciando a la diputada opositora venezolana María Corina Machado que había acudido a hablar ante el organismo.

La diputada opositora venezolana María Corina Machado

La diputada opositora venezolana María Corina Machado

A instancias de Nicaragua, la Organización de los Estados Americanos decidió celebrar en privado la sesión de este viernes (21.03.2014), sacando de la sala a los numerosos periodistas que estaban cubriendo la reunión, donde se esperaba la intervención de la diputada opositora venezolana María Corina Machado. La sesión tampoco está siendo retransmitida por la web del organismo.

Con ello, la OEA silenció de facto a la diputada opositora que había acudido a hablar ante el organismo. Solo los embajadores podrán escucharla si finalmente llega a tomar la palabra. Panamá había invitado a Machado a acudir a la sede del organismo en Washington con el objetivo de discutir la "situación" en el país sudamericano.

“Censura” provocada

Machado calificó de "censura" provocada por Venezuela esta estrategia. "Es la misma censura, es la censura que nos ha impuesto el régimen en Venezuela y que su brazo censurador llega hasta aquí", sostuvo la diputada, a quien acompañan en su visita a Washington el líder estudiantil Carlos Vargas, el sindicalista Iván Freites y Rosa Orozco, madre de una de las primeras víctimas mortales de las protestas en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

Los tres también fueron sacados de la sala después de que la sesión fuera declarada privada, en vista de que no estaban acreditados oficialmente como miembros de la delegación panameña, al contrario que Machado.

“Circo para una platea externa"

Ello llevó a Vargas a acusar a la OEA de "silenciar" a la oposición venezolana. "Le pido a la OEA que no nos silencien", proclamó ante periodistas tras ser sacado de la sala. "El silencio no es un principio de la democracia y nosotros pedimos democracia en Venezuela y, al parecer, en América completa", criticó.

Un total de 22 países votaron a favor de que la sesión se celebrara a “puertas cerradas”. Junto con Venezuela, Ecuador, Nicaragua y El Salvador, también votaron a favor Argentina, Uruguay y los países caribeños en bloque, salvo Barbados, que se abstuvo.

También Brasil abogó por cerrar el encuentro a la prensa y al público, acusando -sin citarla expresamente- a Panamá de haber tratado de convertir la sesión en "un circo para una platea externa".

Apoyaron en tanto a Panamá los países de Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Paraguay y Perú.

VC (dpa, BBC)