OCDE planea el golpe definitivo contra los trucos tributarios | Economía | DW | 16.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

OCDE planea el golpe definitivo contra los trucos tributarios

Los países industrializados quieren recaudar más impuestos de las grandes empresas. La OCDE planea nuevas regulaciones para acabar con la evasión de impuestos, y ya se ha publicado un adelanto.

Apple, Starbucks, Volkswagen... Las grandes empresas multinacionales obtienen cuantiosas ganancias – y saben qué estrategias seguir para pagar la menor cantidad de impuestos posible. El truco está en desplazar esas ganancias a países que les ofrezcan mayores ventajas fiscales y esconder sus huellas. Todo un proceso hasta ahora legal, parte del concepto de “evasión de impuestos”.

El 19 de julio, no obstante, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) podría poner un punto final a todo esto con su plan contra los trucos fiscales de los grandes grupos económicos en una cumbre de los ministros de Hacienda de los países del G20. Los medios de comunicación ya han recibido un adelanto de las ideas que se expondrán. El mensaje principal es claro: las empresas deberán pagar impuestos allá donde tenga lugar la creación de valor. Y la práctica del traslado de ganancias se dificultará en gran medida.

Ante todo, transparencia

Michael Bormann Steuerexperte bei bdp Venturis Management Consultants

Michael Bormann: “Se trata de una regulación estricta, más estricta que las impuestas hasta ahora”.

Cuando este plan de la OCDE entre en vigor, las empresas internacionales de todos los países de la OCDE deberán hacer públicas todas sus categorías de costes, en las que se incluyen costes de licencias, intereses, gastos de administración, salarios, etcétera. “Se trata de una regulación estricta, más estricta que las impuestas hasta ahora”, dice el experto fiscal Michael Bormann, portavoz de la consultoría fiscal Venturis Management Consultants. La minimización de resultados netos a través del traslado de ganancias de un país con impuestos altos a países con impuestos bajos será así mucho más difícil.

Para Marcus Meinzer, portavoz del grupo de expertos Netzwerk Steuergerechtigkeit (“Red de justicia fiscal”), la clave para que un plan así funcione está en que las empresas multinacionales sean realmente consecuentes con esta política de transparencia. “Solo así podremos sacar conclusiones claras del comportamiento de estas empresas”, dice Meinzer.

En Internet, las fronteras se difuminan

Markus Meinzer

Según Markus Meinzer, el éxito de las medidas de caracter voluntario es cuestionable.

Todo esto puede resultar relativamente fácil para empresas como la multinacional de cafeterías Starbucks, donde la venta de café se realiza en un entorno físico con clientes, bienes y dinero tangibles. El problema que ahora les está dando dolores de cabeza a los miembros de la OECD son las multinacionales de Internet, como Google o Apple.

Según Bormann, actualmente es mucho más fácil trasladar ganancias en empresas de este tipo. “Las empresas de Internet no tienen una creación de valor demostrable”, explica Meinzer. Por ello, su sugerencia es un sistema tributario basado en el lugar donde el cliente adquiera un producto: “Los clicks serían así una buena forma de detectar dónde se deberían pagar los impuestos por esas ganancias”.

La lucha de la OECD contra la evasión de impuestos solo logrará tener éxito cuando se impongan medidas de control realmente efectivas para los grandes grupos económicos, opina Meinzer. Cuando se proponen medidas de caracter voluntario, el éxito de estas es cuestionable, según el experto. El proyecto, que se propondrá oficialmente el 19 de julio, será estudiado por representantes de los países del G20 hasta la próxima cumbre de San Petersburgo, que se celebrará en septiembre. Solo después de ello se podrá saber seguro qué trucos fiscales dejarán de funcionar para las grandes multinacionales.

Autor: Nicolas Martin / lab
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda