Objetan opositores la política económica del gobierno argentino | América Latina | DW | 28.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Objetan opositores la política económica del gobierno argentino

El jefe de gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, asegura que el modelo económico impulsado por el gobierno está entrando en crisis.

Ver el video 01:17
Now live
01:17 minutos

Divisas bajo presión

Dirigentes de diversos partidos de la oposición cuestionaron la "improvisación" del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en materia económica y urgieron al Ejecutivo a resolver la crisis que se profundizó con la inflación y la devaluación del peso.

El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el líder del partido de centroderecha Mauricio Macri, aseguró que "acá hay un modelo político que está haciendo crisis".

"Espero que sea la crisis final, en la cual tiene que quedar en claro que la concentración de poder, la no independencia de los poderes y el no respeto a la libertad de prensa, es una forma de política que se tiene que acabar", declaró Macri, quien pidió además salir de la "parálisis" y "parar la inflación".

La diputada del frente de centroizquierda UNEN Elisa Carrió llamó por su parte a Fernández de Kirchner, quien se encuentra en Cuba en la cumbre de la CELAC, a no buscar "culpas ajenas", luego de que la presidenta acusara a "los bancos" de perpetrar "ataques especulativos".

¿Populismo económico?

"La culpa exclusiva y excluyente es la incompetencia y el populismo de la señora presidente de la república y de todos sus equipos a partir de 2007", sostuvo Carrió en un comunicado. "Son los generadores de déficit fiscal e inflación, emisión monetaria, vaciamiento de las reservas y endeudamiento interno para generar una fiesta que le diera votos en el 2011", denunció.

Según la legisladora, "esto tuvo como consecuencia llevar al desastre económico, energético y social de la Argentina".

Por otra parte, el senador socialista Rubén Giustiniani manifestó que "las marchas y contramarchas muestran la desorientación del equipo económico, esto es negativo para el ciudadano de a pie y favorable para la especulación".

Advirtió que Argentina atraviesa "un momento de gran fragilidad de la economía" por lo que "son necesarias medidas de fondo y no parches". "La devaluación siempre castiga a los que menos tienen y favorece a los sectores concentrados exportadores", alertó, tras lo cual sostuvo que el gobierno aplica "un ajuste clásico".

En tanto, el diputado y líder del Frente Renovador opositor, Sergio Massa, pidió lanzar un plan para contener la inflación, a la vez que llamó a ser "reflexivos, serios, prudentes y tratar de aportar soluciones y no discusiones".

"Estamos mirando una parte del problema y no el problema central de la economía, que sigue siendo la inflación. Con la discusión sobre el valor del dólar, pasó inadvertida la suba de tasas, que también desalienta la inversión y termina generando una economía mucho más especulativa que una economía de producción", alertó, en referencia al alza de las tasas de interés a más del 25 por ciento.

Entre tanto, el peso argentino detuvo este martes su devaluación y se mantuvo estable frente al dólar en el mercado de cambios de Buenos Aires. Cerró en 7,86 a la compra, y 8,01 a la venta.

EL(dpa, efe)

Audios y videos sobre el tema