“Obamacare” alcanzó los siete millones de inscritos | El Mundo | DW | 01.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Obamacare” alcanzó los siete millones de inscritos

El programa de salud lanzado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha “sobrepasado las expectativas”, dijo la Casa Blanca.

Superados los problemas técnicos más graves en su sistema de inscripción, los que tantas críticas generaron en el comienzo del programa, el seguro médico impulsado por la reforma sanitaria del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, parece haberse encaminado de buena forma y consiguió, de acuerdo a información entregada por la Casa Blanca este martes (01.04.2014) más de siete millones de inscripciones en su primera fase.

El mismo mandatario dijo que “el debate sobre esta ley ha acabado, la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (nombre oficial de su reforma sanitaria, conocida popularmente como “Obamacare”) llegó para quedarse”. De hecho, 7 millones era la meta que se había impuesto el gobierno para el primer período de reclutamiento, que comenzó hace seis meses y terminó la noche del lunes 31 de marzo.

El aparente éxito inicial de la iniciativa podría dejar a los republicanos sin una de sus principales armas políticas de cara a las elecciones legislativas de noviembre. Estos se opusieron siempre a un plan de salud que protegiera a millones de estadounidenses que carecían de un seguro para enfrentar enfermedades. Al número oficial de 7.041.000 personas hay que agregar las inscripciones de última hora en una docena de estados.

Más de 40 millones sin seguro

“Esta ley está haciendo lo que se supone que debe hacer. Está funcionando, está ayudando a la gente de costa a costa, lo que hace más difícil comprender los extremos a los que sus críticos han llegado para amedrentar a la gente o minar la normativa”, dijo Obama, quien añadió que “el número de estadounidenses con seguro está en alza y el crecimiento de los costos va a la baja. Y eso es bueno para nuestra clase media y para nuestro futuro fiscal”, sostuvo.

Hasta ahora, se calculaba que unos 47 millones de estadounidenses carecían de seguro. La reforma sanitaria pretende ampliar la cobertura médica al obligar a los ciudadanos a adquirir un seguro médico bajo pena de tener que pagar una multa en caso de no hacerlo. Muchos estadounidenses reciben cobertura médica a través de sus puestos de trabajo, pero numerosas empresas no proporcionan un seguro.

Los altos costes de un plan privado y las numerosas excepciones que ponían, llevaron a muchos estadounidenses a optar por no tener seguro médico, que es lo que la nueva reforma sanitaria pretende corregir. Esta reforma, con la que Obama se juega buena parte de su capital político, “ha sobrepasado las expectativas”, afirmó entusiasmado Jay Carney, portavoz presidencial.

DZC (dpa, Europa Press, EFE)

Publicidad