Obama se reúne con el Papa y lo invita a la Casa Blanca | El Mundo | DW | 27.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama se reúne con el Papa y lo invita a la Casa Blanca

El mandatario estadounidense le pidió, además, que rezara por su esposa y sus hijas. Intercambiaron también regalos, como se estila en estos casos.

El primer encuentro entre el papa Francisco y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estuvo lleno de loas mutuas. Los líderes se reunieron durante 50 minutos este jueves (27.03.2014) en el Palacio Apostólico del Vaticano, específicamente en la biblioteca privada de Francisco. Tras el encuentro, donde estuvieron acompañados solamente por dos traductores, Obama y Jorge Mario Bergoglio intercambiaron regalos frente a las cámaras.

Relajado, Obama se declaró un “gran admirador” de Franciscoy le agradeció que lo recibiera. El mandatario estadounidense aprovechó la ocasión para invitar a su anfitrión a la Casa Blanca, mientras le daba un regalo simbólico de semillas y vegetales del jardín de la residencia presidencial. EE.UU. expresó de este modo su intención de donar toneladas de productos a una institución benéfica que el Papa elija.

“Si tiene oportunidad, puede venir a la Casa Blanca y ver el jardín”, dijo Obama al Papa, quien respondió “Cómo no” en español. A cambio, Bergoglio entregó a su invitado dos medallas conmemorativas y una copia encuadernada del Evangelii Gaudium (“La alegría del Evangelio”), un documento que Francisco escribió el año pasado y que es visto como el mapa de ruta de su papado.

Ver el video 01:24
Now live
01:24 minutos

Barack Obama visita al Papa Francisco

“Rece por mi familia”

“¿Sabe? Probablemente lea esto en la Oficina Oval cuando esté sumamente frustrado y estoy seguro de que me dará fuerza y me calmará”, dijo Obama. El Papa le respondió en inglés “espero”. Mientras se sentaban y se dejaban fotografiar, Obama dijo al traductor del Papa que “Su Santidad es la única persona que tiene que soportar más protocolo que yo”. El Vaticano se vio intervenido por un operativo de seguridad enorme, que incluyó el despliegue de 26 vehículos blindados.

El jefe de Estado norteamericano transmitió al líder católico también los saludos de su familia. “La última vez que vine aquí, para reunirme con su predecesor, pude traer a mi mujer y mis hijas”, dijo Obama. “Han sido muy fuertes. Rece por ellas. Se lo agradecería”, le pidió Obama al concluir el encuentro, al tiempo que bromeaba diciendo que él no podía entender cómo su familia lo soportaba.

La conversación oficial, que se celebró a puertas cerradas, se habría centrado en temas como la justicia social, la lucha contra la pobreza y la marginalización, así como las crisis en Siria y Ucrania. Los principales puntos de conflicto entre el presidente y la Iglesia católica en Estados Unidos son la reforma sanitaria y el debate sobre la legalización del matrimonio homosexual. Al encuentro asistieron también el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y varios integrantes más del personal de la Casa Blanca.

Posteriormente, Obama se reunió con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, con quien conversó sobre la crisis en Crimea y otros temas de actualidad mundial.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad