Obama llega a una Sudáfrica más preocupada de Mandela | El Mundo | DW | 28.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama llega a una Sudáfrica más preocupada de Mandela

El presidente de Estados Unidos fue recibido por la ministra de Asuntos Exteriores. En su agenda no figura visitar al exmandatario.

Hubo protestas por su visita, aunque ni masivas ni violentas. En horas de la noche del viernes (28.06.2013), el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó a Pretoria, en la segunda escala de su gira por África, que comenzó en Senegal y culminará en Tanzania. Obama viaja junto a su esposa, Michelle, y sus hijas, Malia y Sasha.

El Air Force 1 de Estados Unidos aterrizó en la base aérea de Waterkloof, donde fue saludado por una guardia de honor y recibido por la ministra de Asuntos Exteriores de Sudáfrica, Maite Nkoane Mashabane. Tras un breve intercambio de palabras, la delegación visitante subió a un helicóptero para trasladarse a su hotel.

La familia Obama recibiendo los saludos oficiales.

La familia Obama recibiendo los saludos oficiales.

Si bien no está en la agenda del mandatario, no se descarta una visita al hospital donde está internado el exmandatario sudafricano Nelson Mandela, cuyo grave estado de salud ha restado protagonismo a la presencia de Obama. “No necesito una sesión fotográfica”, dijo Obama a los periodistas a bordo del avión presidencial. “No quiero ser un estorbo para la familia”, aseguró.

Actividades simbólicas

Este sábado (29.06.2013), el mandatario estadounidense se reunirá con su par sudafricano, Jacob Zuma, y también con jóvenes en Soweto, el distrito de Johannesburgo donde los estudiantes se alzaron en 1976 contra del régimen de segregación racial que imperaba en el país, gobernado entonces por blancos.

Obama dijo a la prensa que su viaje no tenía objetivos económicos, ante las especulaciones sobre la preocupación que despertaría en el régimen estadounidense la arremetida china en África. “Esto no es la guerra fría”, dijo el mandatario a la prensa. “Al contrario, ha sido una señal para nosotros de que hay grandes oportunidades aquí”.

Obama, quien en Senegal prometió ayuda para derrotar el hambre en el continente, visitará también Robben Island, el lugar donde Nelson Mandela estuvo 18 de los 27 años que permaneció en prisión. Asimismo, acompañará al arzobispo Desmond Tutu, excamarada de Mandela, en un centro comunitario.

DZC (dpa, CNN, Univisión)

DW recomienda

Publicidad