Obama llama al Congreso a votar el desbloqueo del Gobierno | El Mundo | DW | 07.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama llama al Congreso a votar el desbloqueo del Gobierno

Dice que “sospecha” que existe el apoyo necesario para votar un presupuesto temporal que permita al Ejecutivo seguir funcionando.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó este lunes (07.10.2013) a la Cámara de Representantes a votar un presupuesto temporal que permita poner fin al cierre administrativo del Gobierno, que ha significado que la vida normal en Estados Unidos se vea afectada por el cierre de oficinas públicas y miles de funcionarios administrativos hayan tenido que tomarse unas forzadas vacaciones.

El mandatario pidió a la oposición republicana, que tiene mayoría en la Cámara, que termine de una vez por todas con esta “crisis manufacturada”, pues sospecha que ya existen los votos para sacar adelante una iniciativa que destrabe el funcionamiento del Ejecutivo. “Que la propuesta (de un presupuesto temporal) llegue al pleno y veamos qué pasa. Que voten”, alentó Obama.

“Tengo una fuerte sospecha de que ya hay suficientes votos. Que cada miembro del Congreso vote según su conciencia y después podrán decidir si quieren o no mantener el Gobierno cerrado”, dijo tras visitar la central de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias en Washington. Obama debió cancelar un viaje a Asia debido a que el Gobierno carece de presupuesto desde el 1 de octubre.

Nadie quiere ceder

El mandatario recordó que la situación tendrá fuertes costos económicos y políticos para el país. Por lo pronto, además del viaje cancelado de Obama, se debió posponer una negociación con la Unión Europea para acordar un Tratado de Libre Comercio. Si la oposición sigue sin ceder, la economía de todo el planeta se podría ver afectada, especialmente si se niegan a aprobar un aumento del techo de la deuda, lo que haría que EE.UU. caiga en cese de pagos en menos de dos semanas.

Los republicanos, en particular los sectores ultraconservadores del partido vinculados con el Tea Party, exigen a Obama que haga concesiones en su plan de reforma sanitaria antes de aprobar el presupuesto. Sin embargo, Obama se niega a ceder en su plan estrella, que busca dar cobertura sanitaria a millones de estadounidenses que carecen de ella.

Si bien el mandatario está dispuesto a sentarse a hablar con los republicanos, pide que estos primero desbloqueen el presupuesto y se abran a aumentar el techo de la deuda. “No puedo (negociar) bajo la amenaza de que si los republicanos no se salen con la suya al cien por ciento, cerrarán el gobierno o permitirán el default de Estados Unidos. Eso es algo que no voy a hacer, no vamos a establecer ese patrón”, afirmó el mandatario.

DZC (dpa, Europa Press)

Publicidad