Obama insiste: “Siria no será otro Irak ni otro Afganistán” | El Mundo | DW | 07.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama insiste: “Siria no será otro Irak ni otro Afganistán”

En su discurso de los días sábado, el mandatario prometió una acción limitada que tendrá como objetivo “castigar” el ataque con armas químicas atribuido a Al Assad.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió nuevamente este sábado (07.09.2013) su decisión de atacar a Siria, y ha insistido en que se tratará de una acción “limitada”, donde no habrá despliegue de tropas estadounidenses sobre el terreno, marcando una diferencia con otras iniciativas bélicas como Irak o Afganistán.

El mandatario ha dicho saber que el pueblo “está cansado” tras diez años ininterrumpidos de guerras al otro lado del mundo, y por lo mismo “no vamos a poner a nuestras tropas en medio de la guerra de otros”. Pero ha señalado que “somos los Estados Unidos de América. No podemos cerrar los ojos ante imágenes como las que hemos visto en Siria”.

EE.UU. acusa al régimen de Bashar Al Assad de estar tras un presunto ataque con armas químicos ocurrido el 21 de agosto, donde habrían muerto más de 1.400 personas. Inspectores de la ONU realizaron una investigación en terreno sobre dicha denuncia, pero Washington no está dispuesto a esperar los resultados de ese trabajo y pretende atacar incluso sin contar con la venia del Consejo de Seguridad de la ONU.

“El mundo que queremos vivir”

Obama usó ese argumento en su discurso de este sábado, señalando que “más de un millar” de personas murieron en ese presunto ataque, al que calificó como “el peor con armas químicas del siglo XXI”. Para el jefe de Estado, “no responder supondría que se incrementase el riesgo de que se utilizaran armas químicas otra vez, de que cayesen en manos de terroristas que las podrían usar contra nosotros”.

El plan de ataque no cuenta con el respaldo del resto del planeta, salvo excepciones. Gran Bretaña, el aliado más recurrente de EE.UU., decidió no acompañar la eventual misión, tras una votación parlamentaria. Obama, que en su condición de comandante de las fuerzas armadas podría ordenar la misión en cualquier momento, también optó por poner el tema en manos del Congreso. Por eso, ha emplazado a los congresistas “de ambos partidos” a “unirse en pro del mundo en el que queremos vivir, el que queremos dejar a nuestros hijos”.

“No estamos hablando de una intervención sin fecha de conclusión. No será otro Irak o Afganistán. No habrá tropas americanas sobre el terreno. Cualquier acción de adoptemos será limitada, tanto en tiempo como en alcance y estará diseñada para ser disuasoria y que el Gobierno sirio no gasee a su propio pueblo, para deteriorar su capacidad de hacerlo”, aseguró el mandatario en su discurso a la nación de los días sábado.

DZC (Europa Press, AFP)

Publicidad