Obama firmó orden secreta para misiones militares en Afganistán | El Mundo | DW | 23.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama firmó orden secreta para misiones militares en Afganistán

El diario The New York Times aseguró que el presidente de Estados Unidos autorizó operaciones en el país asiático que no estaban en el plan original.

El prestigioso periódico estadounidense The New York Times aseguró este sábado (22.11.2014) que el presidente de ese país, Barack Obama, firmó una orden secreta autorizando una misión militar más amplia de lo previsto originalmente de sus fuerzas armadas en Afganistán en 2015. La decisión implica que las tropas tendrán un rol directo en combates al menos durante otro año.

Los acuerdos sellados con Afganistán en 2014 prevén que en el país se queden 9.800 soldados estadounidense hasta fines de 2015, tras la retirada de la OTAN a fines de 2014. La misión de las fuerzas remanentes sería la de combatir de forma acotada los resquicios de Al Qaeda y entrenar y asistir a las fuerzas afganas, que se harían cargo de la seguridad dentro del país.

Sin embargo, en las últimas semanas eso parece haber cambiado, según New York Times, durante una reunión en la Casa Blanca con los asesores de seguridad nacional de Obama. Allí se analizó el actual escenario, que responde a la promesa de Obama de terminar la guerra en Afganistán, la más larga de la historia de Estados Unidos, y al mismo tiempo la demanda del Pentágono de dejar que las tropas completen su misión.

Argumentos para el cambio

La nueva orden de Obama permitiría que las fuerzas estadounidenses ejecutaran misiones más amplias contra los talibanes y contra otros grupos militantes que amenazan a las tropas estadounidenses o al gobierno afgano. También da luz verde a las fuerzas aéreas para que apoyen a sus pares afganos en misiones de combate. El diario no mencionó si los cambios afectarían la cifra de soldados estadounidenses desplegados en el país.

Hay otro trasfondo que explica el aparente cambio de estrategia: Según The New York Times, la decisión estaría relacionada con los últimos acontecimientos en Irak, donde las fuerzas de seguridad no lograron detener en un primer momento el avance de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Además, el actual gobierno de Afganistán está dispuesto a aceptar una misión militar extranjera más amplia, a diferencia del Ejecutivo anterior de Hamid Karzai.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

Publicidad