Obama en Boston | El Mundo | DW | 18.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama en Boston

El presidente estadounidense, Barack Obama, llegó a Boston, donde participa en un servicio ecuménico en homenaje a las víctimas del atentado del lunes.

El mandatario tiene previsto hablar en el servicio religioso, en el que participan unas 2.000 personas. Está previsto que Obama, que está acompañado de su mujer Michelle, se reuna con los familiares de las víctimas. Cientos de personas se agolparon fuera de la Catedral de la Santa Cruz, a cerca de 1,6 kilómetros del sitio de los atentados con bomba, antes del servicio, que comenzó a las 1500 GMT.

La seguridad era alta, con decenas de policías uniformados con pecheras color amarillo brillante que formaban un cordón alrededor de la iglesia. Autoridades de la ciudad usaban autobuses para bloquear el acceso a las calles adyacentes. La policía también mantenía una fuerte presencia alrededor del sitio de los atentados, que permanecieron cerrados desde varias cuadras a la redonda, dado que los investigadores aún buscan evidencias.

"Somos un Boston"

El alcalde de Boston, Thomas Menino, destacó las valientes acciones que emprendieron los rescatistas y ciudadanos comunes para ayudar a los heridos y las muestras de amor en los días posteriores al atentado. "Somos un Boston. Ninguna adversidad, ningún desafío, nada puede destruir la resistencia del corazón de la ciudad y su gente", dijo en el servicio ecuménico.

Hasta este jueves seguía sin estar claro quién está detrás del ataque. La policía estaba haciendo significativos avances en la investigación, según revelaron medios locales. Las autoridades concentraban la búsqueda en dos hombres que fueron fotografiados en el lugar poco antes de la explosión de dos bombas cerca de la meta del maratón de Boston, aunque se desconoce su identidad. El atentado dejó tres muertos y más de 170 heridos.

El servicio fúnebre tiene lugar un día después de que el FBI arrestó a un hombre de Misisipí vinculado con cartas que se cree que habrían contenido el mortal veneno ricina y que habrían sido enviadas a funcionarios federales, incluido Obama. En un incidente separado el miércoles, una explosión en una planta de fertilizantes de Texas dejó un saldo de al menos 5 muertos. El FBI dijo que no había indicaciones de un vínculo entre las cartas con ricina y los ataques de Boston, pero recordaron a los estadounidenses de ataques con ántrax vía postal tras los ataques suicidas del 11 de septiembre hace 12 años.

rml (dpa, reuters)

DW recomienda

Publicidad