Nuevos disturbios en Ferguson pese a toque de queda | El Mundo | DW | 17.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nuevos disturbios en Ferguson pese a toque de queda

Una persona herida y siete detenidos es el saldo de los últimos enfrentamientos entre vecinos y la policía, tras la muerte de un joven negro.

Los problemas generados en la pequeña localidad estadounidense de Ferguson, en Missouri, tras la muerte de un joven negro de 18 años a manos de la policía no se detuvieron con el toque de queda decretado por el gobernador Jay Nixon. Este domingo (17.08.2014) se informó que una persona resultó herida de gravedad y otras siete fueron detenidas en nuevos disturbios ocurridos la madrugada.

Decenas de personas salieron a las calles, desafiando el toque de queda que regía entre la medianoche y las 5 de la mañana, y se reunieron en la calle principal de la localidad, de 21.000 habitantes, para reclamar por la medida, adoptada luego de varios días de vandalismo, destrucción y robo de locales comerciales. La policía utilizó bombas de humo y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

El gobernador Nixon afirmó que “tenemos que mantener la propiedad de la población segura y la paz con el fin de conseguir justicia”, añadiendo que puede ser que la medida se extienda por más días (al menos por la noche de este domingo), aunque destacó que su deseo es que baje la tensión en la localidad y se haga justicia para el joven Michael Brown. Precisamente eso pedían los manifestantes, al grito de “si no hay justicia, no hay toque de queda”.

Críticas a difusión de video

El gobernador también criticó la decisión de divulgar un video donde presuntamente se ve a Brown participando en un robo de una cajetilla de cigarros poco antes de que un agente policial le disparara en la cabeza y el pecho, pese a que el joven estaba desarmado y, según testigos, estaba con las manos en alto, entregándose. Para Nixon, la divulgación del video tuvo un efecto “incendiario”.

“Menospreciar la reputación de la víctima en medio de un proceso como éste no está bien”, dijo en una entrevista con la NBC, asegurando que ni él ni las autoridades federales sabían que la policía local mostraría ese registro. Agregó que la investigación se haría bien, porque “es evidente que la muerte de un joven por el arma de un agente es algo delicado, no sólo aquí en Missouri, sino en todo el país y el mundo, y es importante que lo resolvamos bien”.

Por otro lado, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ordenó este domingo al Departamento de Justicia realizar una nueva autopsia al cuerpo de Michael Brown. El portavoz del Departamento de Justicia, Brian Fallon, dijo que Holder ordenó la autopsia federal “debido a las extraordinarias circunstancias que intervienen en este caso y a petición de la familia Brown”.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda