Nueve militares tunecinos mueren en emboscada terrorista | El Mundo | DW | 29.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nueve militares tunecinos mueren en emboscada terrorista

Se sospecha que ataque fue perpetrado por miembros de Al Qaeda. Gobierno de Túnez fija elecciones para el 17 de diciembre.

La convulsionada situación que sufre Túnez, el país donde comenzó la “primavera árabe”, parece empeorar día a día. Este lunes (29.07.2013) un ataque contra un cuerpo de elite del Ejército terminó con nueve militares muertos y otros cuatro heridos. La emboscada ocurrió en los montes de Chaabani, en la provincia de Kaserin, cerca de la frontera con Argelia.

Las fuerzas armadas tunecinas lanzaron en diciembre de 2012 una operación para capturar a miembros de Al Qaeda y otros extremistas islámicos que usan esa zona para moverse entre Mali, Argelia y Túnez. Ahí habría también simpatizantes del grupo Ansar al Sharia, a quienes el Gobierno acusa del asesinato del líder opositor Mohamed Brahmi, ocurrido el jueves 25 de julio.

De acuerdo a la información entregada por la prensa tunecina, los soldados se enfrentaron con los terroristas y murieron acribillados, aunque otras fuentes afirman que los militares fueron degollados. Sus armas y uniformes fueron robados por los insurgentes. El Gobierno decretó tres días de luto nacional, mientras la televisión emitió en la noche versículos del Corán y canciones patrióticas.

Primer ministro: elecciones en diciembre

En horas de la tarde, en tanto, el primer ministro Ali Laridi había reconocido que las fuerzas de seguridad del país enfrentaban serias dificultades para enfrentar al crimen y el terrorismo y aseguró que se duplicarían los esfuerzos en esa línea, al tiempo que propuso realizar elecciones generales el 17 de diciembre.

De esta forma, Laridi respondió a la oposición, que llamó al gobierno a dimitir y realizar elecciones de inmediato, mientras siguen las manifestaciones en las calles (en la foto). “El Gobierno continuará con su deber. Tenemos un deber y en el momento en el que asumimos la responsabilidad, la asumimos del todo y hasta el final”, dijo el primer ministro en unas declaraciones televisadas. Para la oposición, los asesinatos son prueba de que el régimen ha sido incapaz de manejar adecuadamente la transición iniciada tras la caída de Zine El Abidine Ben Ali, a comienzos de 2011.

Laridi también dijo que la nueva Constitución estará terminada antes de septiembre, así como la ley electoral estará lista el 23 de octubre. Túnez vive una ola de protestas tras el crimen del opositor Brahmi, similares a las que surgieron en febrero cuando fue asesinado Chokri Belaid, un respetado parlamentario también opositor. Además, legisladores y el ministro de Educación han renunciado, incrementando el ambiente de crisis en el país.

DZC (El País, AP, dpa)