Nueva Zelanda: entierran a dos refugiados sirios en los primeros funerales tras masacre | El Mundo | DW | 20.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Nueva Zelanda: entierran a dos refugiados sirios en los primeros funerales tras masacre

Kahled y Hazma Mustafa –padre e hijo– han sido las primeras víctimas, de un total de 50, en ser enterradas. Ambos habían llegado a Nueva Zelanda provenientes de Siria tan sólo unos meses antes.

Un refugiado sirio y su hijo fueron enterrados este miércoles (20.03.2019) en Nueva Zelanda, los primeros funerales de víctimas del atentado contra dos mezquitas de Christchurch, mientras los neozelandeses se preparan para días de emotivas despedidas tras la masacre.

Cientos de personas, principalmente musulmanes, se congregaron la mañana del miércoles en un cementerio cercano a la mezquita de Linwood, la segunda de las atacadas el viernes 15 de marzo en Christchurch por un supremacista blanco australiano, que provocó 50 muertos.

Refugiados sirios

Allí rezaron e inhumaron los restos mortales de Khalid Mustafa, de 44 años, y su hijo Hamza, de 15. La familia Mustafa llegó el año pasado a Nueva Zelanda como refugiados, huyendo de la guerra en Siria. Pero se toparon con la tragedia en la tierra en la que habían buscado asilo cuando Khalid y Hamza fueron abatidos en la mezquita de Al Noor, la primera atacada.

Su hermano pequeño, Zaid, de 13 años, resultó herido pero sobrevivió. Este miércoles asistió al funeral en silla de ruedas.

La mayoría de víctimas mortales son migrantes musulmanes, refugiados y residentes de países como Pakistán, Bangladesh, India, Turquía, Kuwait y Somalia, entre otros.

Los ataques también han dejado medio centenar de heridos, de los cuales 30 se encuentran en el hospital de Christchurch. Nueve de ellos están en estado crítico. Un niño de cuatro años ha sido trasladado a un hospital de Auckland en estado crítico.

Autoridades buscan acelerar las autopsias

Al dolor por la pérdida de seres queridos, a los musulmanes afectados se les suma el hecho de que las autoridades no les devolvieron los cuerpos de los fallecidos dentro del plazo de 24 horas en el que deben ser enterrados los muertos según la costumbre islámica.

Por el momento, solo se devolvieron a las familias los cuerpos de seis de las 50 víctimas. Las autoridades afirman que hacen todo posible por acelerar las autopsias y la identificación de los asesinados.

FEW (Europa Press, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda