Nueva polémica por cooperación entre servicios secretos | Alemania | DW | 10.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Nueva polémica por cooperación entre servicios secretos

Medios alemanes revelan que números telefónicos móviles entregados por servicios de inteligencia germanos a sus homólogos estadounidenses pueden servir para que sospechosos de terrorismo sean asesinados por drones.

La cooperación de los servicios secretos alemanes con el programa de espionaje global de Estados Unidos sigue siendo objeto de controversia en territorio germano: los periodistas del diario muniqués Süddeutsche Zeitung y del programa Panorama, transmitido por la televisora pública regional NDR, sostienen que Gerhard Schindler, presidente del Servicio Federal de Información (BND), facilitó números telefónicos móviles de personas sospechosas de participar en actividades terroristas.

Según los investigadores, ese tipo de datos es utilizado por los operadores de vehículos aéreos no tripulados –conocidos como “drones”– en Afganistán, Pakistán y Somalia para asesinar a distancia a los sospechosos en cuestión. Esto llevó a que algunos funcionarios del BND insistieran en detener la entrega de números telefónicos móviles a los servicios de inteligencia estadounidenses. Schindler ignoró las observaciones de sus subordinados durante un tiempo, pero la polémica interna puso un alto a esa práctica.

Ver el video 01:17
Now live
01:17 minutos

Protección de datos en Alemania

Este viernes (9.8.2013), un vocero del BND describió la transmisión de esos datos telefónicos a los servicios secretos estadounidenses como una práctica legal, agregando que Gerhard Schindler, presidente de ese organismo, no había ordenado la entrega de los números telefónicos. El portavoz del BND desmintió los reportes del periódico Süddeutsche Zeitung y del programa televisivo Panorama, asegurando que esos datos vienen fluyendo de Alemania hacia Estados Unidos desde hace una década.

Según el vocero del BND, Schinlder no alteró en nada ese proceso. “Lo que se hizo fue desentrañar algunos aspectos confusos”, agregó el portavoz y enfatizó que, de todas maneras, los datos recogidos del Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (GSM, sus siglas en inglés) son demasiado imprecisos para ayudar a localizar exactamente a una persona. Algunos expertos ponen en duda esta afirmación, llamando la atención hacia la fidelidad de los datos recogidos durante un largo período de tiempo.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema