Nueva ola de atentados deja decenas de muertos en Irak | El Mundo | DW | 25.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nueva ola de atentados deja decenas de muertos en Irak

Una explosión cerca de una iglesia donde se hacía la misa de Navidad dejó una veintena de fallecidos. En otras zonas del país hubo otros ataques.

Justo cuando los fieles cristianos abandonaban la iglesia en el distrito de Doura, al sur de Bagdad, un coche bomba estalló, causando la muerte de al menos 26 personas. Poco antes, otras dos explosiones en otra zona del mismo distrito, de mayoría cristiana, había causado una decena de muertes en un concurrido mercado, repitiendo de esta manera los ataques contra esa minoría religiosa del país justo en Navidad.

“Un vehículo estacionado cerca de la iglesia explotó cuando las familias se estaban abrazando al momento de la despedida. La explosión fue muy poderosa”, dijo el policía Ahmed Edan a la agencia Reuters. “Cuerpos de mujeres, niñas y hombres estaban en el suelo, cubiertos de sangre. Otros gritaban y lloraban mientras trataban de salvar a algunos de sus familiares heridos”, añadió el agente.

El atentado dejó unos 50 lesionados, según reportes de funcionarios de seguridad. Edan aseguró que la primera explosión empujó a muchos fieles a salir de la iglesia, lo que hizo que aumentara el número de víctimas. El patriarca de la Iglesia Católica Caldea, Louis Sako, declaró a la agencia AP que el objetivo no era la iglesia y que no había fieles heridos, contradiciendo la información oficial.

El primer ministro Al Maliki enfrenta una dura crisis.

El primer ministro Al Maliki enfrenta una dura crisis.

Crisis a gran escala

En otras partes del país, cerca de 10 personas murieron en tres ataques contra la policía y peregrinos chiítas, dijo la policía, en una nueva muestra del espiral de violencia en el que se encuentra sumido Irak desde 2012, reviviendo el recuerdo de los ataques sectarios entre musulmanes chiítas y sunitas que causaron la muerte de decenas de miles de personas en 2006-07 y que tuvo al país al borde de una guerra civil.

La embajada estadounidense en Bagdad condenó los ataques y dijo en un comunicado que los cristianos en Irak han sufrido “ataques deliberados y sin sentido de parte de terroristas por muchos años, al igual que otros iraquíes inocentes”. Antes de la invasión estadounidense del país en 2003 vivían en Irak en torno a un millón de cristianos, pero la cifra se ha reducido hasta los 400.000 o 600.000, según estimaciones recientes.

Militantes vinculados a Al Qaeda elevaron su campaña contra el Gobierno chií del primer ministro Nuri al Maliki y cualquiera que parezca apoyarlo luego de una acción militar contra grupos sunitas que dejó varios muertos, en 2012. Más de 8.000 personas han perdido la vida en los ataques perpetrados este año, según cifras de Naciones Unidas. Por ahora, sin embargo, ningún grupo reivindicó la autoría del último atentado.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press, AP)

DW recomienda

Publicidad