Nominan oficialmente a Romney | El Mundo | DW | 29.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Nominan oficialmente a Romney

El aspirante consiguió apoyo casi total entre los delegados con derecho a voto. Este jueves aceptará formalmente la nominación de su partido.

El Partido Republicano nominó formalmente al ex gobernador Mitt Romney como su candidato a la Casa Blanca, en una intensa primera jornada de convención conservadora en Tampa, Florida, que culminó con un emotivo discurso de la esposa del postulante, Ann, centrado en destacar la faceta más "humana" del a menudo percibido como hierático multimillonario.

Pese a algunos intentos de interrumpir el proceso por parte de seguidores del exaspirante presidencial Ron Paul, prácticamente la totalidad de los 2.286 delegados con derecho a voto -concretamente 2.061- apoyaron en la primera jornada de trabajo de la Convención Republicana la candidatura de Romney, que culminaba así 15 intensos meses de campaña interna para hacerse con la nominación que se le había escapado cuatro años atrás.

Los republicanos no perdieron tiempo y este mismo martes comenzaron, de puertas adentro y con miras también a robarle votos al "desencantados" al presidente demócrata Barack Obama, a ensalzar la figura de quien, junto con el también confirmado Paul Ryan como candidato a la vicepresidencia, intentará el 6 de noviembre devolver la Casa Blanca al partido conservador que la perdió cuatro años atrás.

Para ello, la tarde del martes estuvo plagada en Tampa de discursos de relevantes figuras del Partido Republicano como el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, que cerró la intensa jornada, o de antiguos contrincantes de Romney como Rick Santorum.

En el centro de reunión republicano hubo espacio hasta para demócratas tránsfugas como el excongresista afroamericano Artur Davis, quien provocó aplausos cuando pidió "sitio para los seis millones que sabemos que nos equivocamos en 2008 y queremos arreglarlo".

US-Republikaner Parteitag Romney Nominierung

Romney, con apoyo total de los delegados republicanos.

Discurso estelar

Pero sin duda el discurso más esperado fue el reservado para el "prime time", el horario estelar de los hogares estadounidense: el de la esposa del flamante candidato presidencial, Ann Romney, encargada de darle un barniz más "humano" a su marido, a menudo percibido como un tanto hierático, lo que según analistas le ha impedido hasta ahora conectar con una parte de su potencial electorado.

En una alocución que los medios estadounidenses habían calificado de "clave" para cambiar la percepción de lo que la publicación de Washington "National Journal" describió como imagen "unidimensional" del exgobernador de Massachusetts, Ann Romney ensalzó entre ovaciones y risas de un público totalmente entregado a quien definió como "ese chico al que conocí en un baile de la escuela".

"Su nombre es Mitt Romney y ustedes realmente deberían conocerlo", dijo en un discurso de 20 minutos que puso en pie al aforo.

Dirigiéndose ante todo a las mujeres, el sector que, destacó, más sufre en la economía renqueante que achacó al demócrata Barack Obama, una comedida pero a la par cercana Ann Romney reveló detalles de los primeros años de su matrimonio y sus esfuerzos para convertirse en el exitoso empresario -por sus propios logros, recalcó- que lo hizo multimillonario.

"Les puedo decir por qué me enamoré de él: era alto, se reía mucho, estaba nervioso, algo que a las chicas les gusta, demuestra que el chico está un poco intimidado", relató.

Mientras, la pantalla gigante a espaldas del escenario mostraba fotografías familiares de la pareja que, recordó la esposa, también pasó apuros en sus primeros años de matrimonio: "Compartíamos las tareas de la casa y comíamos mucha pasta y atún".

"Eso fue hace 42 años. Y sobreviví", bromeó. "Ahora tenemos cinco hijos y 18 bellos nietos, y sigo enamorada de ese chico que (...) sigue haciéndome reír", recalcó al término de su discurso.

En éste, Ann Romney apeló también al origen humilde de la familia de su ahora muy rico marido -"el papá de Mitt (posteriormente gobernador) nunca se graduó en la universidad y se convirtió en carpintero"- y defendió los logros económicos de la familia.

Insistió en que su marido es un hombre "bueno y decente, cálido, amoroso y paciente" y, desafiando a los que aún recelan de él, bromeó: "Puede que no estén de acuerdo con sus posiciones o sus políticas. Massachusetts es republicano sólo en 13 por ciento, así que eso no me asusta demasiado".

"Este hombre no fracasará. Este hombre no nos decepcionará. Este hombre levantará América", prometió entre ovaciones.

Un aplauso que se redobló cuando el propio Mitt Romney apareció por sorpresa al final de las palabras de su esposa para, visiblemente emocionado, acompañarla fuera del escenario pese a que su presencia no era esperada en el foro hasta el jueves, cuando aceptará formalmente la nominación consolidada este martes por los votos y las palabras de su mujer.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad