“No habrá ningún lugar seguro en Florida” por huracán Irma | El Mundo | DW | 09.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“No habrá ningún lugar seguro en Florida” por huracán Irma

Las autoridades estadounidenses hacen desesperados llamados a la ciudadanía para que se ponga a salvo. Prevén devastación sin precedentes, mientras otro huracán amenaza al Caribe.

"No esta noche, no en una hora. Ahora". Así de tajante fue la orden dada este viernes (08.09.2017) por el gobernador de Florida, Rick Scott, para dejar muy en clara la urgencia de que las personas que han recibido una orden de evacuación abandonen sus residencias y lleguen a los refugios habilitados en todo el estado para enfrentar la inminente llegada del huracán Irma, que en su paso por Cuba alcanzó la categoría 5 , la máxima posible.

 

Más información:

-Irma continúa su destructivo camino hacia Florida

-Huracanes, tormentas y destrucción

 

El Servicio Meteorológico fue igual de claro en su advertencia e instó a la ciudadanía a abandonar Los Cayos, un archipiélago ubicado en el sur de Florida, y donde se espera que el fenómeno llegue con toda su fuerza la mañana del domingo, aunque ya este sábado se dejará sentir. "Esto es lo más real posible", advirtieron los meteorólogos locales en Twitter. "No habrá lugar será seguro en Los Cayos de Florida. Aún tienen tiempo de evacuar".

"El huracán 'Irma' es de una proporción épica, tal vez más grande de lo que hayamos visto nunca. Estén a salvo y salgan de su camino si es posible", tuiteó el presidente estadounidense, Donald Trump, que instó a los pobladores del sur de Florida a obedecer las órdenes de evacuación. El gobernador Scott intentó reforzar ese mensaje aconsejando a las personas: "No se pongan a ustedes y a sus familias en riesgo”.

Y ahora viene "José”

Scott ordenó la noche del jueves el cierre hasta el lunes de todos los colegios y universidades estatales para que puedan estar disponibles como refugios ante los primeros efectos de Irma. Muchos de estos refugios ya están al máximo de su capacidad, mientras que en las carreteras hacia el norte del país se vieron atascos debido al éxodo sin precedentes de residentes y turistas.

La Florida Power & Light Company (FPL), una de las principales proveedoras de electricidad en el estado, anticipa que por lo menos 4,1 millones de clientes perderán energía como resultado del impacto del huracán Irma. La compañía prevé un "daño generalizado" en las áreas donde proporciona servicio, además de un "impacto significativo en las zonas con más población", por lo que disponen de 13.500 trabajadores en el estado, en especial en el sur de Florida, para responder a la emergencia.

La zona sur de la Florida lucía este viernes como un territorio fantasma. Viviendas vacías, calles desiertas y comercios cerrados era el panorama común en la mayoría de los 67 condados del estado, donde se declaró situación de emergencia. Por si no bastara con Irma, que arrasó ya varias islas del Caribe, el huracán José, con categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, sigue su ruta y podría pasar por las mismas zonas que fueron devastadas el miércoles por Irma.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad