“No fomentar el miedo a los refugiados” | Alemania | DW | 03.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

“No fomentar el miedo a los refugiados”

Las pistas de terroristas que, a todas luces, planeaban un atentado en Düsseldorf conducen a un albergue para refugiados. Pero el sindicato de la Policía alemana advierte sobre sospechas generalizadas.

Deutsche Welle: Sr. Wendt, ¿en qué medida están vinculados los extremistas de la organización terrorista Estado Islámico (EI), que planeaban atentados en Alemania y en otros países, con los refugiados en este país?

Rainer Wendt: No hay ninguna conexión directa. Afirmar algo así sería una difamación generalizada de las personas que llegaron a Alemania buscando protección. Existe el peligro – y algunos indicios- de que hay sospechosos que utilizaron las rutas de los refugiados para llegar hasta aquí. Eso también se confirmó luego de los atentados de París y Bruselas. Pero no hay un vínculo directo.

Pero es un hecho que varios sospechosos de terrorismo y detenidos se hicieron pasar por refugiados. ¿No podría ser eso solo la punta del iceberg?

Hay informaciones -que incluso son proporcionadas por los mismos refugiados a las autoridades- con respecto a que se debería comprobar la identidad de ciertas personas. Cada una de esas pistas es tomada en serio por las autoridades e investigada. Pero hay que actuar con mucho cuidado, y eso es lo que hacemos.

¿Es decir, que las fuerzas de seguridad deberían vigilar ahora también los albergues para refugiados y a sus habitantes para frenar la radicalización?

Eso es lo que hacen las autoridades ya desde hace meses. Siguen llegando señales de que hay personas sospechosas, y esas señales son tomadas con toda la seriedad del caso. Si se trata de sospechas concretas de que se va a perpetrar un delito, eso es responsabilidad de la Policía. Si se trata de un proceso de radicalización, es tarea de la Oficina para la Protección de la Constitución vigilar el caso.

Usted dijo que sospecha que el objetivo de la organización terrorista Estado Islámico es desacreditar a los refugiados. ¿Por qué querría hacerlo?

El jefe del Sindicato de la Policía Alemana, Rainer Wendt.

El jefe del Sindicato de la Policía Alemana, Rainer Wendt.

Muchos de los refugiados son personas que huyeron de los yihadistas de EI en Siria y otros países, por lo cual EI tiene, naturalmente, un interés estratégico en que en Alemania haya un mal clima contra los refugiados. Y crear ese ambiente negativo es, sin duda, uno de sus objetivos. Según los organismos de seguridad, eso ya quedó claro luego de los atentados en París y en Bruselas.

¿No habría que temer que algunos políticos usen la información sobre los planes de un atentado con fines xenófobos?

Lamentablemente sí. Por eso es muy importante el debate sobre el tema y también se debe identificar a posibles sospechosos para no caer en una generalización y culpar de terrorismo a los refugiados. Debemos señalar cuáles son los peligros, reforzar a las autoridades de seguridad y sensibilizarlas sobre el tema, pero de ningún modo se debe manifestar una sospecha generalizada sobre un grupo en particular de la sociedad-

¿Se podría decir que las infiltraciones de terroristas, aunque sean pocos, son la consecuencia de que hayan entrado tantas personas de forma no controlada al país, como sucedió hasta comienzos de 2016?

Por supuesto que eso es un gran problema, y por eso los políticos responsables de la seguridad en Alemania alertan sobre la pérdida de control que se produjo a fines de 2015. También por ese motivo es tan importante el pedido de controlar, ya durante su ingreso a las zonas de tránsito, que los refugiados sean registrados debidamente. ¿Quiénes son las personas que están entrando al país? Pero eso ya pasó. Lo que se debe intentar ahora es recuperar el control y la vigilancia a través de un trabajo coordinado de los Estados federados, de una comunicación que funcione mejor y por medio de un banco de datos centralizado.

Rainer Wendt es jefe del Sindicato de la Policía Alemana.

DW recomienda

ADVERTISEMENT