“No estamos aquí por diversión”, el libro de Deniz Yücel escrito en prisión | Alemania | DW | 14.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

“No estamos aquí por diversión”, el libro de Deniz Yücel escrito en prisión

En el aniversario del encarcelamiento del periodista turco-alemán Deniz Yücel en Turquía, se editó en ese país su libro, escrito durante su estadía en prisión. DW entrevistó a la editora, Doris Akrap.

Deutsche Welle: Sra. Akrap, usted dijo que piensa que lo que quiere lograr Turquía con el encarcelamiento de Deniz Yücel es que la gente "se calle la boca”. ¿Es decir que nadie que critique al gobierno turco puede estar seguro de que no será perseguido, aun siendo extranjero?

Doris Akrap: En la mayoría de los casos que conocemos, de los que existen actas de acusación, y en vista de que ya hubo juicios contra periodistas en Turquía, se ve claramente que todo está tirado de los pelos. Se presenta cualquier tipo de texto, como en el caso de Deniz Yücel, que luego es interpretado ante los tribunales como propaganda terrorista, o se lo relaciona con un intento de golpe de Estado. En el caso de Yücel todavía no hay escritos acusatorios. Pero en todos estos casos solo hay una explicación: el objetivo es meter en prisión a estas personas y amedrentarlas para que no digan lo que tienen que decir en su carácter de periodistas.

¿Cómo surgió el libro escrito por Deniz Yücel en la cárcel?

El libro se concretó a través de los abogados. Toda la comunicación sobre la elección del título y de los capítulos, así como los cambios en el texto se hicieron a través de los abogados. Es decir, que envié mis observaciones por correo electrónico a los juristas, estos se las presentaban a Yücel cuando lo visitaban, y él respondía.

¿De qué se trata la obra? ¿Es un panfleto? ¿Son textos en los que el autor reflexiona sobre su situación? ¿O describen su vida en la prisión?

Doris Akrap, editora y amiga del periodista Deniz Yücel.

Doris Akrap, editora y amiga del periodista Deniz Yücel.

Se trata de una selección de textos de los últimos 13 años, en principio, textos esenciales que ya fueron publicados, por ejemplo, en el semanario político "Jungle World”, y en los periódicos "Die Welt” y "tageszeitung” (taz). También hay escritos desde la cárcel que ya fueron publicados por "Die Welt”. Y un nuevo texto que fue escrito para este libro. La selección de textos es una mezcla: hay un capítulo sobre Turquía con textos que Deniz Yücel escribió cuando era corresponsal de "Die Welt”, hace un año y medio, y que ya fueron publicados. Por otro lado, hay una selección de columnas, glosas, reseñas, reportajes y entrevistas que publicó en Alemania.

Supongamos que Turquía libera a Deniz Yücel como consecuencia de la presión de Berlín. ¿No sería eso una especie de "toma y daca” entre ambos gobiernos? ¿Estaría de acuerdo con eso Yücel?

No sé lo que sucede detrás de bambalinas. Pero Deniz dejó en claro en una entrevista con la agencia DPA que él no está a disposición de ningún acuerdo sucio.

¿Qué sería un acuerdo sucio, según Yücel?

Él se refirió a la declaración del exministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, quien dijo, según un artículo de "Der Spiegel”, que podría imaginarse que Alemania podría retomar sus negocios de venta de armamento y equipamiento militar a Turquía en cuanto se solucionase el caso Yücel. Allí se puede entrever que una cosa está relacionada con la otra. Deniz Yücel reaccionó contra eso diciendo que no está a disposición de negocios sucios de ese tipo.

¿Es decir que está esperando que se lo juzgue?

No solo espera un juicio, sino que lo exige. Pide que se presente por fin un acta acusatoria o que, en su defecto, se lo deje en libertad, ya que se ha llegado a la conclusión de que no existe ningún tipo de escrito acusatorio, ya que no hay ninguna acusación contra el periodista. Pero dado que ya hace un año que está encarcelado, el paso siguiente sería necesariamente que se presentase un acta acusatoria.

Deniz Yücel es, por cierto, uno de los pocos periodistas que están en prisión desde hace tanto tiempo, luego del golpe de Estado fallido en Turquía, y que aún no tiene una acusación por escrito. La mayoría de ellos ya la tiene. Podríamos especular sobre los motivos. ¿No tienen de qué acusarlo? Por supuesto que no lo tienen, y tampoco lo tienen en otros casos. Es pura construcción. Es evidente que hay otros intereses y que se lo está tratando como a un rehén, esperando que el gobierno alemán les dé algo a cambio de su libertad. Algo que todavía no ha hecho y que no creo que haga.

Usted y Deniz Yücel esperan que Turquía no obligue a callar a sus críticos. Pero, ¿acaso ya no lo ha logrado? Podría imaginarme que algunos críticos que no son tan famosos como él ahora no se animen a hablar.

Por supuesto que con esto se está generando un clima de miedo en el que la gente piensa varias veces antes de hablar. Y no solo en Turquía, sino también en Alemania. Ese es el objetivo, y lo están logrando. Pero todavía sigue habiendo gente que sí se anima. Y por eso era tan importante para Deniz Yücel publicar este libro, para poder seguir diciendo que asume la responsabilidad de sus palabras y es coherente con su trabajo, que nunca hizo otra cosa que dedicarse al periodismo, y que seguirá haciéndolo apenas salga en libertad.

¿Cuál es la mayor esperanza de Deniz Yücel? ¿Es su demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)?

Sí, claro. Esa es su gran esperanza, que ese tribunal emita un veredicto que abogue por su liberación. Pero por supuesto que no sabemos si la Justicia turca lo implementaría. Hace un mes hubo un fallo en dos casos de periodistas encarcelados sobre la misma base que también habían llevado sus demandas al TEDH y al Tribunal Constitucional de Turquía. Y el Tribunal Constitucional turco decidió que habían sido encarcelados injustamente en prisión preventiva y que debían ser liberados de inmediato, ya que los textos publicados en cuestión no alcanzaban para una sospecha de terrorismo. Pero ese veredicto del más alto tribunal turco no fue llevado a cabo porque tribunales locales se negaron a hacerlo. Lo que significa que en Turquía hay una crisis absoluta de la Justicia. Por eso todavía estamos muy lejos de saber si un veredicto del TEDH sería aceptado por esas autoridades locales. Sin embargo, es la mayor esperanza de Deniz Yücel.

Doris Akrap es periodista del diario "tageszeitung" (taz) y es amiga de Deniz Yücel desde hace años. Es la editora del libro "Wir sind ja nicht zum Spaß hier" (No estamos aquí por diversión).

Entrevista: Christoph Hasselbach (CP/ VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 01:56
Now live
01:56 minutos

Opinión: ¡Ejercer periodismo no es un crimen!

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad