Nicolás Sarkozy: cien días en la presidencia de Francia | Europa | DW | 24.08.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Nicolás Sarkozy: cien días en la presidencia de Francia

Tiene problemas con la prensa, con la Constitución, con el Parlamento y con su mujer. Sin embargo, tras cien días en el cargo Nicolás Sarkozy es el presidente que los franceses esperaban. Para lo bueno, y para lo malo.

Sarkozy polemiza, pero no deja a nadie indiferente.

Sarkozy polemiza, pero no deja a nadie indiferente.

Se dice de él que es hiperactivo. Para mostrar presencia ante su pueblo, no escatima en viajes. Casi a diario aparece en los medios de comunicación. Nicolás Sarkozy encarna la figura del conservador moderno: agresivo, ambicioso y sin pelos en la lengua. Representando este papel logró desbancar en la carrera por la presidencia a la bella dama de firmes principios socialistas, Ségolène Royal. “Es un gran actor”, escribe la autora en un recién publicado libro que lo retrata.

Y pese a la omnipresencia de Sarkozy y a su constate estado de actividad, nadie ha llenado en estos cien días tantas páginas de periódicos como ella: Cécilia Sarkozy, la primera dama que se resiste a ejercer su papel de buena esposa y principal apoyo del président. Pero antes de entrar en los chismes, un poco de política.

La nueva amistad con Estados Unidos

Sarkozy bei Bush

Vacaiones en EE.UU: Bush y Sarkozy.

Durante la campaña electoral, Sarkozy había prometido cambios y desde luego, no se puede hablar de continuidad. Las relaciones franco-estadounidenses viven una “nueva era”, dicen las partes implicadas, y Sarkozy hizo un regalo simbólico a Washington pasando las primeras vacaciones como presidente de Francia en Estados Unidos, donde fue invitado a comer a casa de los Bush.

La química entre Jaques Chirac y la Casa Blanca, si es que algún día existió, expiró con la guerra en Irak. Ahora, Bernhard Kouchner, uno de los pocos políticos franceses que en 2003 fueron partidarios de la guerra contra el país árabe, es ministro de Exteriores. El martes pasado, Kouchner se convirtió en el primer miembro del Gobierno galo en volar a Bagdad desde que se iniciara el conflicto y aprovechó la visita para pedir más implicación europea en Irak.

Otros hielos rotos: Libia y Siria

Tras ocho años de prisión, las enfermeras búlgaras y el médico palestino encarcelados en Libia pudieron regresar a casa. Ningún acontecimiento ha marcado tanto los primeros cien días de la presidencia de Sarkozy.

Dossier Libyen Bild 5

Las enfermeras regresan a casa. ¿Cuánto costó la liberación?

El final feliz deja como interrogante el precio que, no sólo Francia, sino sobre todo Europa, tuvo que pagar por la liberación. Y pone a los franceses ante un nuevo dilema: ¿de qué estatus goza la primera dama? Porque Sarkozy se niega a que su mujer, a quien él envió como mediadora al país africano, sea interrogada por la comisión parlamentaria que investiga por qué Libia tiene ahora una central nuclear y un cargamento de armas con sello europeo.

Los contactos entre Libia y Francia no eran tan espinosos como los que el país galo no mantenía de facto con Siria desde 2004. Aunque nunca ha podido probarse, se sospecha que Damasco estuvo implicado en el atentado que acabó con la vida de Rafik Hariri, primer ministro libanés y amigo personal de Jaques Chirac. Con el cambio de presidente, Francia inicia un proceso de “retirada de obstáculos”, como lo llama Kouchner, entre ella y Siria.

Rivalidad Merkel-Sarkozy

Bundeskanzlerin Angela Merkel, links, und der franzoesische Praesident Nicolas Sarkozy

Amigos y rivales: Angela Merkel y Nicolás Sarkozy.

Merkel debió alegrarse de la victoria de Sarkozy. Con un Blair cuyos días estaban contados, la canciller podía sentirse aliviada al contar con un igual o cercano, ideológicamente hablando, en Europa. Tanto Francia como Alemania son los dos países motores de la Unión Europea y se necesitan mutuamente como el continente requiere de ambos.

Sacar el proyecto de constitución europea adelante era el objetivo prioritario. Y el objetivo se cumplió con un acuerdo de mínimos celebrado como un triunfo. Una victoria que Merkel, presidenta de turno por aquel entonces de la UE, reclama para sí. Como también lo hace Sarkozy por la ayuda prestada. Entre Merkel y el presidente francés reina una especie de rivalidad que no se parece a los besos en la mano y la galantería de Chirac.

¿Se deja retocar la barriga el presidente de Francia? ¡Siga leyendo!

Frankreich Nationalfeiertag - Sarkozy im Jeep

Sarkozy celebra el día nacional de Francia.

Frankreich Präsident Nicolas Sarkozy Familie

La familia Sarkozy se traslada al Palacio del Eliseo.

Francia: lo duro, por venir

Los franceses, incluso los conservadores, miran tradicionalmente a Estados Unidos con una gran carga de escepticismo. La cercanía que Sarkozy muestra con la Casa Blanca no le hace ganar muchas simpatías al presidente. Tampoco la situación económica da muestras de mejorar y pese a que Francia no retocará a la baja sus perspectivas de crecimiento (2,25%), existen serias dudas de que el país vaya a poder mantenerse dentro de sus pronósticos.

Estos son los principales motivos de que la popularidad de Sarkozy haya bajado según las encuestas cinco puntos porcentuales en estos cien días. Y pese a todo, con un 61% de los franceses a su favor, Sarkozy es el presidente mejor valorado desde Charles de Gaulle.

BdT Frankreich Nicolas Sarkozy neuer Präsident Kuß von Cecilia

Sarkozy está "loco por Cécilia", dice una asesora del presidente.

En estos primeros días, Sarkozy ha sacado adelante una serie de leyes económicas, principalmente de reducción de impuestos, que en la mayoría de los casos favorecen a las clases mejor posicionadas. Pero una de sus reformas se le resiste, quizás la más importante de sus promesas electorales, porque al Tribunal Constitucional de Francia no le parece admisible que el Gobierno ofrezca beneficios fiscales a todos los que desde 2002 hayan adquirido un bien inmobiliario.

Sin embargo, cien días con el paro estival de por medio son pocos para saber cómo va a manejarse Sarkozy en la política interior. Al presidente le quedan aún todos los huesos duros. Las huelgas amenazan, está prevista una subida del IVA y si la economía no mejora podría verse en grandes dificultades.

Desaparecidas barriga y mujer

Frankreich, Nicolas Sarkozy wählt und schmückt sich mit den Töchtern seiner Frau

Sarkozy fue a votar con sus hijas, sin su mujer.

Y por último y por encima de todas estas cuestiones pesadas están Cécilia Sarkozy y la barriga del presidente. Sarkozy acostumbra a llamar a los periodistas y le gusta hablarles de tú, pero sobre todo tiene muchos amigos entre los editores de revistas y periódicos. Arnaul Lagardère, dueño entre otros de Paris Match, le llama “hermano”.

Cuando en 2005 en la portada de este magazín apareció una foto de Cécilia Sarkozy junto a su amante, el redactor jefe tuvo que buscarse otro trabajo. Ahora el escándalo tiene que ver no con lo que se veía en la foto, sino con lo que al parecer borró el ordenador: a Nicolás Sarkozy, sentado con su hijo en una canoa durante estas vacaciones, se le escapa un michelín que los responsables de Paris Match consideraron poco atractivo. Otra revista, L´Express, se dio cuenta del trabajo gráfico realizado y publicó la foto original junto a la retocada.

La aventura de 2005 no es el único dolor de cabeza que Cécilia le ha ocasionado a su marido. Al parecer, no se siente a gusto en su papel de primera dama y su sueño nunca fue convertirse en la esposa del presidente. Cécilia aparece y desaparece. No estuvo presente en la campaña electoral, no fue a votar, no compartió con su marido el momento en el que se le comunicó la victoria y en las celebraciones guardó las distancias. A la comida con los Bush, que había sido una invitación personal de Laura Bush, tampoco acudió.

Francia sigue entusiasmada con Cécilia Sarkozy y todas las especulaciones que la rodean. También ella cumple cien días en el Eliseo.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda