Nicaragua: Ortega allana camino constitucional para su reelección indefinida | América Latina | DW | 02.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Nicaragua: Ortega allana camino constitucional para su reelección indefinida

La reforma a la Constitución nicaraguense presentada a la Asamblea Nacional por Daniel Ortega elimina las prohibiciones a la reelección continua e indefinida y le permite a los militares ocupar cargos en el Gobierno.

Daniel Ortega (izqu.) y Nicolás Maduro (der.).

Daniel Ortega (izqu.) y Nicolás Maduro (der.).

Según el diario “La Prensa”, el texto de las reformas igualmente otorga al gobernante facultades para legislar en materia administrativa, según el texto de las reformas. Esta facultad estaba prohibida en el artículo 150 de la Constitución que rige a los nicaragüenses en la actualidad. Las reformas presentadas a la secretaria de la Asamblea Nacional con la firma de los 63 diputados del gobernante Frente Sandinista reforma los artículos 147 y 150 de la Carga Magna, que prohíben la reelección continua y no le dan facultad al mandatario para emitir decretos con fuerza de ley.

En el proyecto de reforma el inciso cuatro del artículo 150 de la Constitución -referido a las facultades del presidente de la República-, dice textualmente: "Dictar decretos ejecutivos con fuerza de ley en materia administrativa".

Ver el video 01:26

Litigio froterizo entre Costa Rica y Nicaragua

Para ser reelegido en su cargo en el año 2006, Ortega utilizó su influencia entre los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para declarar como "inaplicable" el artículo 147 de la Constitución, de modo de poder presentarse como candidato presidencial y ser confirmado en el cargo, recordó el jurista opositor Gabriel Álvarez

"Poderes omnímodos"

El jurista, experto en materia constitucional, declaró a "La Prensa" que las reformas otorgan a Ortega "poderes omnímodos" a través de mecanismos como la llamada "democracia directa" y "modelo de alianzas", conceptos que las enmiendas propuestas elevan al rango constitucional, creando organismos como los "gabinetes de familia", entre otras instituciones populares.

Por su parte, el jurista y académico Carlos Tünnermann indicó que la democracia directa es teórica, puesto que todo mundo sabe que los llamados "gabinetes de la familia" son partidarios y "siguen órdenes que les bajan". Álvarez consideró que a través de estos gabinetes y consejos territoriales establecidos en las reformas se configura un nuevo sistema político en Nicaragua.

DW recomienda

El proyecto de reforma propone aumentar el período de los alcaldes, concejales y consejeros regionales de la Costa Caribe de cuatro a cinco años, extendiendo el período de los actuales alcaldes por un año adicional. En uno de los artículos transitorios se indica que los actuales alcaldes, cuyos períodos vencen en enero de 2017, entregarán el poder en enero de 2018. Las primeras elecciones municipales bajo el mandato de las reformas se realizarán en noviembre de 2017.

Las reformas elevan a rango constitucional el concepto del "transfuguismo político", que califica como una "traición" a la voluntad de los electores, de tal manera que si un diputado, por ejemplo, se cambia de partido o de bancada parlamentaria, pierde su condición de electo, al perder la representación de sus votantes.

¿Militares al Gobierno, gracias a Ortega?

La reforma abre la oportunidad para que militares en servicio activo ocupen cargos estatales. El artículo 152 de la reforma propuesta indica que pueden ser nombrados funcionarios del Ejecutivo militares en servicio activo en la condición de comisión de servicio.

Tünnermann estimó que con la incorporación de militares en servicio activo como funcionarios estatales, "Ortega busca congraciarse con el Ejército para tenerlo más cerca y comprometido con el Gobierno y su proyecto".

Por su parte, el ex integrante de la Junta de Gobierno sandinista en la década del ochenta Moisés Hassan calificó de "aberración" el hecho de que con la reforma se pretenda que los militares activos ocupen cargos en instituciones del Estado.

"Es una aberración independientemente de que la oficialicen. Además muestra que Ortega no las tiene todas con el Ejército, parece que quisiera asegurarse la ‘servilización' de las Fuerzas Militares", subrayó.

jov (dpa, elnuevosiglo.co)

Audios y videos sobre el tema