Nicaragua celebra dividida los 40 años del ″Repliegue″ entre fuertes medidas de seguridad | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 06.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Nicaragua celebra dividida los 40 años del "Repliegue" entre fuertes medidas de seguridad

La fiesta conmemora la retirada de unos cinco mil guerrilleros de la capital hasta Masaya huyendo del dictador Anastasio Somoza, poco antes de su caída en julio de 1979.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dio por iniciado este sábado (06.07.2019) el "Repliegue", una de las fiestas más importantes de los sandinistas, en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado cientos de muertos desde abril de 2018. Ortega compareció a la cita sentado en la parte superior de un autobús de dos plantas, en el centro actual de Managua, desde donde cientos de militantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) partieron hacia la ciudad de Masaya, en un recorrido de más de 30 kilómetros.

El recorrido, conocido como "repliegue", conmemora el 40 aniversario del éxodo que unas cinco mil personas realizaron desde Managua hacia Masaya, para huir del dictador Anastasio Somoza Debayle, lo que representó el preludio de su caída en julio de 1979. La Carretera a Masaya, por donde se desplaza el "repliegue", se encuentra bajo un fuerte despliegue policial, que incluye a cientos de agentes con armamento de guerra, pese a que la Policía Nacional prohibió desde ayer que cualquier civil porte armas de fuego y cortantes en todo el país.

El autobús de Ortega se abrió paso entre empleados del Estado, militantes sandinistas, y policías, tanto uniformados como de civil, que fueron citados para la ocasión. Hasta antes de 2018 el "repliegue" atraía a decenas de miles de sandinistas, pero la respuesta de Ortega a la llamada "insurrección cívica" en su contra, que ha dejado cientos de muertos en 15 meses, ocasionó una fractura entre una aparente mayoría de nicaragüenses y el presidente, lo que hizo decaer su popularidad de forma visible.

Mientras Ortega se desplazaba hacia Masaya en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, los habitantes de dicha ciudad divulgaron imágenes en internet donde mostraban las puertas de sus casas cerradas, en rechazo a la presencia del presidente. Otros sacaron la basura a la calle y ahí la dejaron, en señal de repudio.

El recorrido de Ortega, que pretende llegar a Masaya en horas de la tarde, en principio no prevé ingresar al centro de la ciudad, como venía siendo habitual hasta el año pasado, sino que se dirigirá a sus seguidores en un pequeño campo deportivo en las afueras de la misma. La prensa local interpreta el hecho de que no acuda al histórico barrio de Monimbó como una "huida" y afirma que a los funcionarios estatales se les ha "obligado" a participar en la celebración.

lgc (efe/hoy/laprensa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda