Naviera alemana Hapag-Lloyd se fusiona con árabe UASC | Europa | DW | 18.07.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Naviera alemana Hapag-Lloyd se fusiona con árabe UASC

La naviera alemana Hapag-Lloyd y la árabe United Arab Shipping Company (UASC) firmaron un acuerdo para fusionarse tras obtener el visto bueno de sus principales gremios y de sus accionistas mayoritarios.

Según comunicaron ambas empresas en Hamburgo, la nueva compañía contará con 237 embarcaciones con una capacidad de transporte de unos 1,6 contenedores estándar TEUs y alcanzará una facturación cercana a los 12.000 millones de dólares para convertirse en la quinta naviera a nivel mundial. También pertenecen a la flota cinco grandes cargueros con una capacidad de 18.000 TEUs y once con capacidad de 15.000 TEUs.

Esta es la segunda vez que la naviera alemana se fusiona con una competidora tras la unión el año pasado con la chilena CSAV. "La transacción con UASC es otro hito en la historia de Hapag-Lloyd", celebró el presidente ejecutivo de la empresa alemana, Rolf Habben Jansen.

"Esta unión estratégica beneficia a ambos socios. La creciente presencia global y la flota altamente eficiente de UASC se unen a la amplia cobertura del mercado y a la fuerte base de clientes de Hapag-Lloyd", destacó.

A través de la fusión con la UASC, los fondos de inversión de los emiratos árabes de Qatar y Arabia Saudí ostentarán 14 y 10 por ciento de Hapag-Lloyd, respectivamente.

Los árabes acordaron con los principales accinionistas de Hapag-Lloyd, la naviera chilena CSAV, la ciudad de Hamburgo y el empresario de logística Michael Kühne, una ampliación de capital de 400 millones de euros (442 millones de dólares), que deberá ser autorizada por los demás accionistas y por las autoridades antimonopolios.

Hapag-Lloyd, que lanzó hoy de forma inesperada la advertencia de que no obtendrá los beneficios esperados, será el mayor socio de la alianza de navieras "THE Alliance", que comenzará a operar en abril de 2017 y que integrarán otras cinco navieras asiáticas.

Las compañías coordinan a través de alianzas el empleo de sus cargueros y sus rutas al igual que lo hacen las aerolíneas. El sistema actual de alianzas se desintegró debido a varias fusiones y adquisiciones en el ramo. El ramo del transporte de contenedores atraviesa una crisis desde hace años debido a la fuerte competencia de precios en el sector y a excesos de capacidad (dpa).

Publicidad