Núremberg: varias caras de una historia | Ciudades y Rutas | DW | 15.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Núremberg: varias caras de una historia

Algunos la recuerdan por el juicio de Núremberg. Para otros evoca la magia de los juguetes y mercados de Navidad. Cualquiera sea el motivo, es una ciudad que vale la pena conocer.

Núremberg

Núremberg


El amplio espectro de Nuremberg abarca desde las torres del castillo del emperador con sus 500 años de antigüedad, emblema de la ciudad conocido también en el extranjero, hasta la ciudad moderna prestadora de servicios y con gran cantidad de empresas medianas. A esto se agrega el aspecto culinario: pan de especias y salchichas de Nuremberg. Y también están "los del Club" - los jugadores del 1. FC Nuremberg. El "Club" es uno de los equipos de fútbol de más tradición en Alemania, con nueve campeonatos a su cuenta.

Historia del arte - El conejo de Alberto Durero

Mucho recuerda en las calles del barrio antiguo al genio de la edad media, quién vivió aquí en Nuremberg hasta su muerte. Ante su casa, un artista moderno realizó un homenaje al amor que Durero expresaba por esta criatura: un conejo de bronce gigante de provocativos ojos tristes.

Historia local - "Drei in am Weckla"

En el dialecto local, esto significa "tres en un panecillo" - un panecillo normal con tres salchichas asadas pequeñas. Se dice que más de un vegetariano estuvo dispuesto a abandonar su identidad a cambio de un instante de placer. La salchicha asada de Nuremberg normalmente se sirve con chucrut y rábano picante.

La parte seria de la historia

Nuremberg fue declarada por Hitler, en 1933, "Ciudad de los Congresos Partidarios del Reich". Todos los años llegaban por una semana a Nuremberg 500.000 nacionalsocialistas de toda Alemania. El "Campo Zeppelín", que aún se conserva, fue construido especialmente para estas marchas pomposas. Desde hace poco funciona aquí un centro de documentación. La ciudad recibió por esta iniciativa el premio de la UNESCO por la Educación en Derechos Humanos.

Al fin de la Segunda Guerra Mundial la ciudad estaba en ruinas, sólo a Dresde le había tocado aún peor. Nuremberg estaba cubierta de culpa y de ceniza.

Los "Procesos de Núremberg" - El tribunal militar

"Nosotros les proporcionaremos pruebas irrefutables de hechos increíbles". Con estas palabras, el fiscal norteamericano Robert Jackson abrió los Procesos de Nuremberg por Crímenes de Guerra. "En la lista de crímenes no faltará nada de aquello que podría elucubrar una arrogancia, una crueldad y un despotismo enfermizos ", continuó Jackson. Los procesos contra los potentados del régimen nacionalsocialista duraron cuatro años - desde 1945 hasta 1949. Los nazis más importantes aún con vida estaban en el banquillo de los acusados.

El compromiso de Nuremberg

Desde 1995 se otorga el "Premio Internacional de los Derechos Humanos de Nuremberg". Cada dos años se premia a grupos o personas que luchan por los Derechos Humanos en todo el mundo. Nuremberg apoya también la iniciativa "Writers in exile" de la Unión Internacional de Escritores PEN y muchos otros proyectos similares.

La parte económica de la historia


El aeropuerto internacional de Núremberg en las afueras de la ciudad no sólo ofrece a sus habitantes la posibilidad de conocer países lejanos, sino que atrae también todos los años a millones de visitantes a las Ferias especializadas. El público procedente de todo el mundo se congrega en jornadas y congresos.

La Feria de los Juguetes goza de fama mundial. Muy famosa es también la producción de juguetes de Núremberg: aunque los coches de juguete "Schuco" se producen hoy en Fürth, distante unos pocos kilómetros de Núremberg, los ídolos siguen siendo ídolos. Para los niños y todos aquellos que en el fondo aún lo son, una visita al Museo del Juguete de Núremberg es un deber.

Enlaces externos