Muy poca energía eólica | Ciencia y Ecología | DW | 27.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Muy poca energía eólica

A pesar del cambio en la política energética, no llegó el auge esperado por los constructores de instalaciones eólicas.

default

Molino de viento

A pesar del cambio en materia de energía, los productores de instalaciones eólicas y sus proveedores siguen en espera de una fase expansiva. Aún con el recorte de las subvenciones para la energía solar, el sector eólico ya no calcula un alza de sus negocios. La expansión de las fuentes energéticas renovables ha comenzado a frenarse. Así, un proveedor de renombre como Siag Schaaf de Bochum tuvo que declararse en bancarrota. Esta empresa sufrió pérdidas en los Estados Unidos y se retrasó en proyectos de negocio.

El sector había tenido muchas esperanzas ante el cambio en la política energética alemana. Ralf Wittor, director de la sociedad de técnica de motores, Eickhoff, en Bochum fue uno de ellos. “El cambio energético, en especial, la renuncia a la energía atómica, parecía prometer un fuerte impulso a la energía eólica. Pero hasta ahora no hemos notado tal impulso.”

En teoría, las perspectivas son buenas

Al año, Eickhoff produce alrededor de 400 turbinas para instalaciones eólicas. Esta empresa, con sede principal en Bochum y otra instalación en Dresde, tienen un volumen de ventas de 100 millones de euros. Después de una caída, el año pasado, el director Wittor se muestra nuevamente satisfecho con la situación actual. Pero al mismo tiempo, admite que se trata de una situación especial, ya que conoce a otras empresas productoras de turbinas a las que no les está yendo bien.

Windenergie in Brandenburg

En Alemania, las ubicaciones para instalacioines eólicas son limitadas

En teoría, las perspectivas para este sector no parecen malas. Hasta el 2030 se planea construir alrededor de unas 10.000 molinos de viento en los Mares del Norte y Báltico, que producirán corriente eléctrica con una potencia de 25 mil millones de vatios. Pero hasta ahora, sólo existen 27 instalaciones con una potencia de 135 megavatios. Para Ralf Wittor queda claro que en el futuro la corriente se producirá con energía eólica procedente del mar o, por lo menos, de la cercanía de la costa. “En el sector mar adentro tenemos la esperanza de que algún día toda la corriente venga del mar. Pero para alcanzar esto, primero tendrá que formarse toda una industria. Y está claro, que las dimensiones de la producción mar adentro son mayores a las dimensiones de producción en tierra.”               

Faltan los inversionistas

Se trata de invertir un volumen de mil millones en una industria ubicada en la costa que fabrique plataformas para altamar y cables para transportar la electricidad. Según Wittor, existen lugares suficientes. Lo que falta es "la voluntad de aceptar la fuerza del viento como productor de energía eléctrica y que los financiadores participen en el negocio."

La empresa de Bochum suministra, sobre todo, a clientes alemanes. Pero el director de Eickhoff también sabe que sus clientes alemanes exportan más del 75 por ciento de la producción al extranjero. Así, el mercado alemán solo abarca un cuarto del total.

Offshore-Windpark Windkraft Erneuerbare Energien EnBW Baltic 1 Ostsee

Parque alemán de molinos de viento en el Mar Báltico

Perspectivas sombrías

Generalmente, las exportaciones están dirigidas a otros países europeos así como a los Estados Unidos. El mercado estadounidense, en especial, es bastante problemático para la industria eólica alemana a causa de la competencia de producción de bajo costo en China. Existe el temor de que el 2013 el mercado estadounidense se derrumbe. Ralf Wittor admite que esto impone mucho respeto a su sector. “La perspectiva del próximo año es bastante sombría.”

El sector internacional de energía eólica enfrenta varios obstáculos, que podrían frenar a los productores alemanes orientados a la exportación. Y por si fuera poco, las ubicaciones para instalaciones eólicas en Alemania son limitadas. Otro problema que sigue sin resolverse, es la construcción de corredores para la electricidad de alta tensión de la costa hasta los Länder del sur. Con todo este contraviento en el largo camino del cambio energético algunas empresas podrían perder sus ánimos de seguir.

DW recomienda

Publicidad