Musk acepta no publicar en Twitter información sobre producción de Tesla | El Mundo | DW | 27.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Musk acepta no publicar en Twitter información sobre producción de Tesla

El pasado mes de octubre un acuerdo judicial cerrado dispuso apartar a Musk de la presidencia de Tesla por defraudar inversores con informaciones falsas difundidas en Twitter.

El fundador de Tesla, Elon Musk, ha aceptado no publicar en Twitter información sobre la producción de vehículos o ventas del fabricante de automóviles eléctricos de lujo sin que sus tuits sean revisados por abogados, según un acuerdo alcanzado este viernes con la Comisión del Mercado de Valores de EE. UU. (SEC).

Este acuerdo, que todavía tiene que ser aprobado por una jueza de Nueva York, prevé además que todas las comunicaciones de Musk vinculadas con Tesla en otros soportes, redes sociales, comunicados de prensa, conferencias telefónicas, etc, sean aprobadas a partir de ahora por un abogado con experiencia en asuntos financieros y reglamentarios, según documentos judiciales.

Ver el video 42:36

Alta tensión en Tesla - La lucha por el futuro del automóvil

El acuerdo deja claro los temas que Musk tiene que evitar en Twitter y en otros medios sociales, y que incluyen declaraciones sobre adquisiciones, fusiones, nuevos productos y cifras de producción. La luz verde del abogado especializado no es necesaria, sin embargo, si se trata de informaciones que ya han sido publicadas por Tesla, según documentos judiciales.

Los tuits de Elon Musk

El pacto, que fue presentado a última hora de hoy ante un tribunal de Nueva York, resolvería la demanda presentada contra Musk y Tesla por SEC en relación con los tuits enviados por el fundador del fabricante este año.

La disputa se inició en agosto de 2018 cuando Musk dijo en Twitter que estaba pensando en sacar de la bolsa a Tesla y que ya había encontrado la financiación para comprar las acciones a 420 dólares por título, una cifra muy superior a la cotización en los mercados. Tras días de cuestiones y críticas, Musk reconoció que no era verdad y que no tenía asegurada la financiación para la operación.

Varios inversores y SEC demandaron a Musk al considerar que su tuit había inflado artificialmente las acciones de la compañía lo que le había beneficiado directamente, ya que él es el máximo inversor en Tesla.

En septiembre de 2018, Musk, Tesla y SEC llegaron a un acuerdo por el que los dos primeros pagarían una multa cada uno de 20 millones de dólares. Además, Musk debía abandonar temporalmente la presidencia del consejo de administración de Tesla y la empresa instauraría "controles y procesos para supervisar las comunicaciones de Musk".

Pero meses después, el acuerdo saltó por los aires cuando el 19 de febrero Musk situó la producción anual de Tesla en 500.000 unidades al año, cuando en realidad debería haber dicho que el ritmo anual de producción esa semana era equivalente al de esa producción anual. Posteriormente, Musk rectificó pero SEC decidió demandar al multimillonario porque sus tuits habían violado el anterior acuerdo con el organismo regulador del mercado de valores estadounidense.

FEW (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema