Murió el autor de atentado de Lockerbie | El Mundo | DW | 20.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Murió el autor de atentado de Lockerbie

Dejó de existir el único condenado por el ataque que conmocionó al mundo en 1988, por la muerte de 270 civiles.

El libio Abdel Bassit al Megrahi, condenado como autor del atentado de Lockerbie, murió a los 60 años, según confirmó hoy a dpa un vecino de la familia en Trípoli.

"Abdel Bassit murió tras una larga batalla contra su enfermedad. Su salud había empeorado considerablemente en los últimos meses", dijo el vecino.

El agente de los servicios secretos libios era el único condenado por el atentado contra un avión estadounidense sobre la ciudad escocesa de Lockerbie que causó 270 muertos civiles en 1988.

En 2009, fue puesto en libertad por motivos humanitarios, pues sufría un grave cáncer de próstata. Estaba casado y tenía cinco hijos.

La atrocidad por la que fue condenado costó la vida a 270 personas, 189 de ellas ciudadanos estadounidenses. El objetivo del atentado fue un avión de pasajeros de la estadounidense Pan Am que cubría la ruta Fráncfort-Nueva York vía Londres, y que cayó sobre la ciudad escocesa de Lockerbie el 21 de diciembre de 1988.

El condenado siempre defendió su inocencia pero tras su prematura puesta en libertad abandonó el derecho de apelar contra la sentencia que le declaró culpable. "Estoy viviendo los últimos días de mi vida bajo la sombra del error de mi condena", escribió en 2009.

Mientras algunos familiares de víctimas -encabezados por el doctor Jim Swire- dudan que Libia estuviese tras el ataque, un nutrido grupo de senadores estadounidense pidieron una investigación sobre las circunstancias que rodearon la puesta en libertad de Al Megrahi.

Swire cree que las familias de las víctimas se han visto envueltas en "un escenario político que no tiene nada que ver con la verdad", y alega que las autoridades escocesas bloquearon de forma deliberada los intentos para llevar a los verdaderos asesinos ante la Justicia.

El actual primer ministro británico, David Cameron, calificó de "error" la decisión del anterior gobierno laborista de liberar a Al Megrahi, pero insistió también en que debía ser el nuevo gobierno de Libia quien decisidiese si de adoptaban nuevos pasos en el caso.

Algunos documentos descubiertos recientemente en la abandonada embajada británica en Trípoli revelan que el gobierno de Gadafi amenazó a Reino Unido con "consecuencias nefastas" si Al Megrahi moría en Escocia. También ha habido rumores, nunca confirmados, sobre una supuesta relación entre la liberación del condenado y un gran acuedo petrolero con la empresa británica BP.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda