Muertos por erupción de volcán en Japón ya suman 36 | El Mundo | DW | 29.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muertos por erupción de volcán en Japón ya suman 36

Los rescatistas encontraron cinco nuevos cuerpos cerca de la cima del monte Ontake. La búsqueda de más víctimas fue suspendida por la presencia de gases tóxicos.

Los cuerpos de rescate que buscan sobrevivientes en el volcán Ontake, que entró en erupción de forma inesperada el pasado sábado, encontraron este lunes (29.09.2014) los cuerpos de otros cinco montañistas, por lo que la cifra de muertos ya asciende a 36. Sin embargo, de forma oficial las autoridades reconocen solamente diez fallecidos, debido a que la legislación japonesa solamente permite certificar muertes a un médico.

Por ello, los servicios sanitarios aún esperan a los pies del volcán la llegada de la mayoría de los cadáveres, los cuales son bajados poco a poco por los operarios de los equipos de rescate. De hecho, la búsqueda de los desaparecidos, entre los que se cuenta una niña, debió ser suspendida debido a la excesiva propagación de gas tóxico que emanan las continuas erupciones del volcán.

“Hay una capa de unos 50 centímetros de ceniza en la zona de la cima del monte que hace difícil caminar y nos impide movernos. Cuando corre viento, se levanta la ceniza y no podemos ver nada”, explicó el jefe del cuerpo de rescate de las Fuerzas de Auto Defensa a la cadena pública NHK. “Además, los miembros del equipo tienen que llevar chalecos antibalas ya que siguen lloviendo piedras pequeñas, algunas de hasta 1 centímetro de diámetro, lo que complica aún más la situación”.

Imposible de prever

“Es mi hijo, mi segundo hijo. No hemos tenido ningún contacto”, dijo un hombre a la televisión de Japón, añadiendo que su hijo de 26 años estaba en la montaña con su novia. “Estamos completamente exhaustos”, añadió. Más de 500 personas participan en las labores de rescate y han revisado metro a metro la cumbre, donde se han encontrado con que los refugios tenían enormes orificios en sus tejados, provocados estos por las rocas expulsadas por el volcán.

Hasta el momento, el número de heridos provocado por la erupción llega a los 63, mientras las autoridades explican que, con la tecnología disponible hasta el momento, no se pudo hacer más para prever esta tragedia. Esto, como respuesta a las acusaciones de negligencia que han circulado en Japón. Centenares de personas se encontraban practicando senderismo en la zona en el momento de la erupción y la mayoría pudo abandonarla por sus propios medios o fue evacuada, los últimos en la mañana del domingo con la ayuda de helicópteros militares.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

Publicidad