Muertos por bombardeo “por error” en Nigeria llegarían a 170 | El Mundo | DW | 20.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Muertos por bombardeo “por error” en Nigeria llegarían a 170

Médicos Sin Fronteras asegura que cifras consistentes entregadas por autoridades locales y residentes hablan de una gigantesca tragedia en campamento de refugiados.

El bombardeo lanzado por las fuerzas armadas de Nigeria contra un presunto campo del grupo radical Boko Haram, pero que finalmente impactó contra un campamento de refugiados, habría dejado hasta 170 muertos, según cifras entregadas este viernes (20.01.2017) por la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF). Se trata de un número de muertos que más que duplica a la cantidad de víctimas mortales de la que se hablaba hasta ahora.

Según MSF, si bien su personal pudo contabilizar hasta 90 cadáveres, informes de los líderes comunitarios indican que el número de muertos podría llegar hasta 170 personas. "Esta cifra necesita ser confirmada. Las víctimas de este horrible suceso necesitan una explicación transparente de lo que ocurrió y las circunstancias concretas en las que este ataque tuvo lugar", señaló en el comunicado Bruno Jochum, director general de MSF.

El campamento de desplazados internos de Rann está muy cerca de la frontera con Camerún, en el estado norteño de Borno, uno de los objetivos habituales del grupo terrorista Boko Haram. De acuerdo con la ONG, en el momento del ataque se distribuía comida a las miles de personas que viven en el lugar, por lo que la mayoría de los fallecidos eran mujeres y niños.

Círculo de violencia

A los muertos se suman a lo menos otros 120 heridos. Según Naciones Unidas, unos 89 de ellos, la mayoría niños, fueron trasladados hasta la ciudad de Maiduguri, para ser atendidos en centros asistenciales. "La gente buscó seguridad en el campamento porque creyeron que era un lugar protegido, y en cambio fueron bombardeados por aquellos que se supone que deben protegerlos", agregó MSF.

MSF subraya que la tragedia de Rann muestra claramente la difícil situación en el estado de Borno, donde gente "extremadamente vulnerable" está atrapada en el círculo de violencia entre el Ejército y Boko Haram, un grupo radical que busca imponer un estado islámico en el norte de Nigeria y que ha matado a más de 20.000 personas y ha obligado a más de tres millones a huir de sus hogares desde que empezó su actividad terrorista en 2009.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad