Muere otro soldado alemán en Afganistán | Política | DW | 02.06.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Muere otro soldado alemán en Afganistán

Un soldado alemán murió este jueves en un ataque con explosivos en la provincia afgana de Baghlan, informaron portavoces del Ejército germano en Berlín.

Oberst Urbach neben dem Fernrohr. Ort: Feisabad Aufnahmedatum: Juli 2010

Soldados alemanes en Afganistán (archivo).

En el atentado, ocurrido a 36 kilómetros al sur de Kunduz, resultaron heridos otros cinco soldados, dos de ellos de gravedad, precisaron. En tan sólo 10 días han perdido la vida cuatro soldados alemanes en Afganistán.

Pese a los últimos atentados, el ministro alemán de Defensa, Thomas de Maizière, refirmó que Berlín mantendrá su actual línea en lo que respecta a la misión militar en Afganistán. “Nuestra estrategia es correcta, surte efecto, los talibanes pierden terreno”, afirmó el ministro en Dresde. ”No se debe retroceder ante la violencia”, indicó el ministro, agregando que una retirada en este momento minaría la confianza de los afganos.

Ataque talibán en frontera pakistaní

Entretanto, la violencia también cobró víctimas en la frontera de Pakistán con Afganistán. Un ataque de los talibanes contra un puesto fronterizo paquistaní dejó 24 agentes muertos y seis civiles, informó este jueves la policía.

El puesto de Shaltalo, en el distrito de Dir, fue atacado el miércoles, según el líder civil de la región, Ghulam Mohammad. Cuatro miembros de una misma familia, incluidos mujer e hijos, murieron cuando los talibanes lanzaron proyectiles de mortero que impactaron en una casa, indicó Nazir Khan, de la policía local. También murió un clérigo de una mezquita.

El combate duró más de 24 horas durante las cuales los extremistas usaron rifles de asalto, granadas de mortero y proyectiles contra las fuerzas de seguridad.

Cientos de terroristas

"Participaron en la acción entre 200 y 300 terroristas", dijo Khan, que añadió que se desconocen las bajas entre los talibanes porque éstos se llevaron los cadáveres de sus compañeros al huir. "Cuando los helicópteros del Ejército atacaron sus posiciones en las colinas, huyeron a Afganistán. Se apoderaron de un pequeño camión afgano tras matar a su conductor, cargaron los cuerpos y escaparon", indicó.

Omar Hassan Alharabi, portavoz de los talibanes en Malakand, atribuyó el ataque a sus hombres y afirmó que hay 52 policías y paramilitares muertos y que además han capturado a 15 agentes. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad