Muere a los 50 años el rapero estadounidense DMX | Cultura | DW | 09.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Muere a los 50 años el rapero estadounidense DMX

Earl Simmons, conocido artísticamente como DMX, llevaba una semana luchando por su vida en un hospital, donde fue ingresado tras sufrir un infarto.

El rapero estadounidense DMX murió el viernes (9.4.2021) después de estar varios días en una situación crítica en la que necesitó soporte vital. DMX murió en un hospital de la ciudad de White Plains, en el condado de Westchester, al norte de Nueva York, donde fue transportado la noche del viernes (2.4.2021). Allí acudieron a visitarlo algunos de sus 15 hijos, otros familiares y amigos, indicó al New York Post su abogado, Murray Richman.

El popular cantante y actor, de 50 años, sufrió un infarto, informó Richman, pero no confirmó que el infarto haya sido ocasionado presuntamente por una sobredosis de droga, como ha trascendido a los medios. El abogado dijo además a los medios que recibió una llamada el sábado 3 de abril, informándole que Earl Simmons, verdadero nombre del rapero, había sufrido un infarto, pero "no sé qué lo causó".

El rapero estadounidense DMX era famoso por sus canciones crudas y descarnadas. Fue una de las grandes figuras del hip-hop de finales de los años 90 y principios de los 2000.

Murray Richman, dijo que había muerto alrededor de las 11 de la mañana, mientras que la familia emitió un comunicado que fue ampliamente difundido en las redes sociales.  "Earl fue un guerrero que luchó hasta el final", reza el comunicado, que especifica que el artista falleció rodeado de sus seres queridos. "Amaba a su familia con todo su corazón y atesoramos los momentos que pasamos con él", continúa el texto. "La música de Earl inspiró a innumerables fans en todo el mundo y su legado icónico vivirá para siempre". 

Estrella oscura del hip-hop      

El agitado rapero, que reinó a finales de la década de 1990 y principios de la de 2000 con éxitos como "X Gon' Give It To Ya" y "Party Up", fue una de las estrellas más oscuras del hip-hop, exponiendo sus demonios internos a las masas en himnos descarnados y contundentes que le valieron el reconocimiento comercial y de la crítica. Criado en el suburbio neoyorquino de Yonkers, el artista tuvo una infancia precaria y de abusos junto a su madre y sus hermanos. A los 14 años se enfrascó en una espiral de arrestos que persistiría a lo largo de su vida, cometiendo robos que lo llevaban regularmente a la cárcel.

Ver el video 05:31

TikTok: una revolución en el mundo de la música

Incluso después de alcanzar la fama, DMX siguió teniendo roces con el sistema penal, con cargos que incluían posesión de drogas, crueldad con los animales, conducción imprudente, impago de la manutención de los hijos y evasión de impuestos.  Aunque su historial delictivo ocupó los titulares, fueron sus contundentes raps confesionales, pronunciados con sus singulares gruñidos profundos, los que dejaron una huella indeleble en el sonido del hip-hop de finales de los 90 y principios de los 2000.

"DMX fue un artista brillante y una inspiración para millones de personas en todo el mundo. Su mensaje de triunfo sobre la lucha, su búsqueda de la luz en la oscuridad, su búsqueda de la verdad y la gracia nos acercó a nuestra propia humanidad", dijo en un comunicado Def Jam Recordings, la firma con la que DMX publicó algunos de sus álbumes más icónicos.       "DMX era nada menos que un gigante. Su leyenda vivirá para siempre", añadió.

 

El artista se encontraba preparando un nuevo álbum con colaboraciones de Bono, Lil Wayne, Alicia Keys, el mencionado Snoop Dogg o Usher, según ha trascendido. Entre sus sencillos más conocidos figuran éxitos como 'X' Gon Give it To Ya', con más de 416 millones de reproducciones en Spotify pese a ser un single editado en el año 2003, 'Party Up (Up in Here)' o 'Where the Hood At'.

MS (ap/dpa/afp)

 

DW recomienda